LGBTQIAPK, Ámsterdam Pride

Por Juan José Alonso Llera

“Un derecho no es algo que alguien te da; es algo que nadie te puede quitar”

Mis queridos tres lectores, llevo pensando mucho tiempo en escribir sobre el tema de LGBTQIAPK, y le he sacado a herir a alguno de mis amigos, ya que el Alquimista tiene un verdadero zoológico de amistades, y con esto me refiero a: profesiones, colores, nacionalidades, pesos, maneras de pensar y obvio preferencias, pero ha llegado el momento de plasmar mi opinión, basado en lo que veo y pienso, sin ánimo de ofender ni privilegiar a nadie.

Este sábado, en los canales de la ciudad, tuvo lugar el Ámsterdam Pride. El festival atrae a varios cientos de miles de visitantes cada año y es uno de los mayores eventos anuales celebrados públicamente en los Países Bajos. “El Orgullo de Ámsterdam” se organizó por primera vez en 1996, como un festival para celebrar la libertad y la diversidad. Por lo tanto, no fue como muchos otros “orgullos gay”, que comenzaron como manifestaciones por la igualdad de derechos. El último propósito sirvió para otro evento, que se llama Pink Saturday (holandés: Roze Zaterdag ) desde 1979, y se lleva a cabo en una ciudad diferente cada año desde 1981.

El desfile del canal es el clímax del festival. Fotografía: Cortesía Amsterdam, Holanda, Países Bajos.
El desfile del canal es el clímax del festival. Fotografía: Cortesía.

El clímax del festival es el Desfile del Canal, un desfile de botes de gran variedad, que generalmente va desde Westerdok sobre Prinsengracht, el río Amstel, el Zwanenburgwal y los Oudeschans, hasta Oosterdok. El Orgullo Gay de Ámsterdam generalmente abarca una semana de diversas actividades, incluidas exposiciones, eventos culturales y deportivos. También hay fiestas callejeras en las zonas donde hay una concentración de bares gay, como Reguliersdwarsstraat, Zeedijk, Warmoesstraat y junto a Amstel. En Rembrandtplein, hay una fiesta de clausura el domingo después del Desfile del Canal.

En resumen toda la ciudad, literalmente, se torna en un gran arcoíris. En el desfile vi barcos de policías, bomberos, embajadas (incluyendo la mexicana) y todas, pero todas las empresas apoyan. Pero yo ni a favor ni en contra de los derechos de las minorías, simplemente creo que hay que respetar y tolerar a todas las personas independientemente de su color o preferencia, creo que hemos llevado a extremo la influencia de las minorías que gritan muy fuerte para legislar sobre algo en particular cuando solo hay que respetar los derechos humanos. Aplaudo la libertad de expresión y manifestación pero sin excesos. Vi una fiesta maravillosa, respetuosa y muy colorida, llena de gente de todas las edades, niños incluidos, que, a decir de los holandeses, crecen en libertad de decisión y con la óptica de la normalidad de las personas.

Nota: LGBTQIAPK: Lesbianas, gays, bisexual, transexual, queer, intersexual, asexual, pansexual y kinks.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. ¡Respeto y tolerancia!, sin promoción de ninguna parte.