Levantaron la mano y hubo candidatos

Por José Israel Ibarra González
 
El Partido Revolucionario Institucional tiene candidatos a la gubernatura, presidencia municipal y diputaciones. La convención de delegados fue rápida, unos 40 minutos, no hubo ningún tipo de votación en urnas, todos los que fueron levantaron la mano.
 
Fernando Castro Trenti para gobernador; Jorge Astiazarán Orcí para presidente municipal; Miriam Ayón para el 9no Distrito; Franciscana Krauss para el 10mo; Rubén Salazar para el 11vo; David Ruvalcaba para el 12vo y Alberto Tsutsumi para el 13vo.

El único que tenía contrincante era Jorge Astiazarán, fue Elías Salas, quien renunció a su precandidatura y también anduvo apoyando a su otrora competidor durante la mañana, dijo que era para mantener la unidad del partido e insistió en que no hubo simulación.

Fue en la sede del PRI municipal en la Zona Norte; al que lo están repintando para que no luzca abandonado. Fue en la explanada donde se colocaron los delegados. Aunque la encargada de llevar a cabo el procedimiento no supo decir exactamente cuántos asistieron.
 
Fue un 80% de los 456 delegados propietarios, más los delegados fraternales, estimó María Elena Márquez Tavera, comisionada propietaria.
 
Una vez que levantaron la mano los delegados, habló el enviado del CEN del PRI, el senador Ernesto Gandara, quien dijo que mañana César Camacho observará el entusiasmo que existe en Tijuana. 
 
También habló el candidato a alcalde, Jorge Astiazarán Orcí, quien dijo que es tiempo que terminen 24 años de injusticias con el PAN, y dijo que apoyará a su amigo Fernando Castro Trenti.
 
A nombre de las mujeres habló Franciscana Krauss, quien resaltó la presencia de los priistas que siempre les tocó vivir en oposición.
 
Durante una conferencia de prensa posterior, en las instalaciones del PRI Municipal, José Luis Hernández Silerio, se le preguntó si
no afectará la contracampaña que han emprendido los aspirantes que resultaron perdedores del proceso interno, pero contestó que existen instancias donde pueden reclamar.