¿Lástima o lastima?

Por Juan José Alonso Llera

“Hay gente que te lastima más de lo que te mereces porque la amas más de lo que se merece”.

Empieza el año y todo mundo esta lleno de propósitos y esperanza, sin duda alguna venimos de hacer un balance del 2020 y habrá opiniones encontradas y muy personales. ¡Cada quien sabe qué hace con su vida! Por lo que hoy pongo sobre la mesa este juego de conceptos mas que de palabras: Lástima y lastima, que va más allá del acento.

La lástima es el sentimiento de tristeza y ternura producido por el padecimiento de alguien, o algo que causa disgusto y mueve a lamentarse. Por otro lado lastimar­ es causar un daño a una persona o cosa.

Más allá de poner ejemplos, creo que el escrito que me compartió Marie F. Mayer me llegó brutalmente en ese sentido.

Bienvenidos al siglo XXI

“Donde el sexo es gratis y el amor es costoso. Donde perder un teléfono es más doloroso que perder tu virginidad. Donde modernización significa desnudez, donde si no bebes, fumas estás pasado de moda, donde los chicos coquetean y pasan comentarios negativos a otras chicas.

“Donde si no engañas a tu pareja es porque no eres astuto ni inteligente. Donde los baños se han convertido en estudios de fotografía. Donde los templos se convierten en puntos de citas. Donde adorar a Dios es difícil. Donde las mentiras se convierten en realidades.

“Donde las damas temen al embarazo más que al V.I.H. Donde la entrega de pizza es más rápida que la respuesta de emergencia. Donde la gente le teme más a los ladrones y los terroristas que a Dios. Dónde la gente se vuelve tóxica cuándo te dice tus verdades o cuando te resistes a cambiar. Donde las perspectivas y la ropa deciden el valor de una persona.

“Donde el dinero es más importante que la familia y los amigos. Donde los niños están listos para dejar a sus familias por su amor del momento. Donde los chicos tienen miedo al matrimonio, pero les encanta tener relaciones sexuales. Donde el amor es un juego. Quien juega con la mente siempre obtiene la felicidad y quien juega con el corazón siempre se lastima. Modernidad, amor y educación líquida…”.

No hay mucho mas que agregar, hay que vivir intensamente con los valores que nos hagan ser mejores personas y tener claro lo realmente valioso en nuestra vida, entendiendo que hay mucho ruido, banal, pasajero y a veces totalmente falso.