Las paradojas de la globalización

Por David Saúl Guakil 

Mientras la victoria de Donald Trump todavía suena como incomprendida por muchos sectores de la economía mundial, por su aparente postura en campaña de revisar a fondo todos los acuerdos de comercio que mantienen los Estados Unidos con varios países del mundo, algunos vaticinan tiempos difíciles y otros, como es mi caso, alentamos esperanzas de que un cambio, después de un primer impacto, puede resultar benéfico para todos.

Mientras este clima de expectativa y reacomodo ocurre en la economía más fuerte del mundo, hace apenas unas semanas atrás, los integrantes que forman el G20 –en voz del presidente chino Xi Jingping-, denunció el proteccionismo y pidió fortalecer el libre comercio en defensa de la globalización, que dijo no puede ni debe favorecer sólo a unos pocos, sino aplicarlo como fórmula para alentar el crecimiento y puso de ejemplo la manera como su país consiguió sacar de la pobreza a 700 millones de chinos que pasaron a formar las filas de la clase media en unos pocos años.    

Es bueno recordar que en esta misma cumbre donde el hilo conductor fue la denuncia del proteccionismo, la intervención firme de la Directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, denunció los ataques populistas contra la globalización y destacó, en cambio, la postura positiva de la primer ministro británica Theresa May que empezó decididamente a buscar alianzas comerciales -tras el Brexit- y anunció negociaciones con India, México, Corea del Sur y Singapur para acuerdos de futuro inmediato.

Dentro del G20 la participación de México no sólo representa una oportunidad para influir decididamente en las discusiones globales, sino que también representa un espacio estratégico para reforzar alianzas que nos permitan aupar nuestro desarrollo interno, no olvidemos que los países que conforman este grupo, contribuyen con el 94% de la inversión extranjera directa que recibe nuestro país y que siete de nuestros socios comerciales más importantes -Estados Unidos, China, Canadá, Japón, Alemania, Corea y Brasil- son miembros activos de este foro.

No perdamos de vista que ante las circunstancias actuales y el panorama que puede avecinarse, al participar México dentro del G20 siempre tendrá la posibilidad de seguir jugando el rol de actor con responsabilidad global, reafirmando nuestra presencia y haciendo valer su voz en tribunas del comercio internacional, para que nuestro potencial contribuya a edificar una mejor y más igualitaria justicia social. Ratificamos sin intermitencias la política exterior mexicana que siempre ha sido respetuosa de la libre soberanía de los países y volcamos nuestro esfuerzo permanente y tangible a favor de los intereses de México y de todos los que lo habitamos.

Estamos acostumbrados a manejar turbulencias económicas con decisión y entrega, sólo con nuestro trabajo inteligente, diario y productivo, podremos planear una economía que sufre vaivenes mundiales permanentes y salir adelante, de eso podemos estar seguros.

Compartir
Artículo anteriorClos Dominic
Artículo siguienteNunca los mismos