La voz de la conciencia

Por El Recomendador

Contrastaremos dos relatos. En el primero se reconoce la voz de la conciencia moral que resuena en nosotros en forma de remordimiento cuando realizamos actos con maldad. 

En el segundo relato simplemente no existe la conciencia moral o hay un desequilibrio mental de tal magnitud; que da lo mismo hacer el bien que el mal. En este último caso, creemos que por esa misma razón, damos con un relato que se vuelve cada vez más absurdo. Ningún humano, en su sano juicio, actúa sin una razón suficiente y permaneciendo ajeno a toda moralidad.

1.- El teléfono del señor Harrigan.He aquí una película con un relato a la antigüita que reconoce a un niño que luego pasa por la adolescencia y por la juventud y que siempre le hace caso a la voz de su conciencia moral, sobre todo cuando rechaza el mal y la muerte del prójimo.

Está basada en un cuento de Stephen King, Craig, un adolescente solitario, hace amistad con el señor Harrigan, un hombre millonario y misterioso quien lo recibe en su casa para que le lea algunos libros de biblioteca. Cuando el señor Harrigan muere, es enterrado con el teléfono celular que le regaló Craig, quien le envía mensajes… que serán respondidos inesperadamente.

Las respuestas a los mensajes de voz de Craig, se tornan siniestras cuando el joven se da cuenta de que su acosador ha sido encontrado muerto por suicidio. Comenzando una serie de suicidios provocados por los mensajes de voz que le deja Craig al señor Harrigan, mientras éste intenta deshacerse del teléfono, resolver el misterio de su viejo amigo y acabar con la serie de muertes. 

A pesar de tener críticas divididas, este filme norteamericano tiene el atractivo de regalarnos un relato con intriga, que no terror como dice la propaganda para atraer a los fanáticos del Halloween que examina finamente la conciencia moral del protagonista.

2.- Ecos.Miniserie norteamericana de estreno de la que la mayoría de los críticos han dicho que es intrigante, pero al mismo tiempo, ridícula, repetitiva y retorcida.

Un par de gemelas idénticas desde la niñez les da por intercambiar sus vidas y ya de adultas hasta los maridos y los crímenes por celos.

Al tratar de convencernos de que una es la buena y otra no, uno acaba por concluir que, en realidad, da lo mismo cuál de las dos pueda ser absuelta de sus actos, ya que ambas actúan sin que jamás se aclare cuál pueda ser la razón suficiente para actuar como lo hacen, incluso para asesinar cuando asesinan y para sus intercambios de marido continuos. Un buen crítico dice que el principal problema de Echoes, (así se titula en inglés la serie) es el más común en la televisión actual: no tiene la historia necesaria para sostener un relato.