La UNID y la educación dual: Primer simposium en Baja California

Por Manuel Alejandro Flores

La educación dual en Baja California es una realidad a la que solo le falta consolidarse por completo. Entender el concepto de educación dual es clave para entender la gran diferencia entre estudiar en modelos tradicionales de estudio a nivel superior o incluso bachiller. Formación dual es equivalente a aprender en la empresa a la par de que aprendes en el aula. Un estudiante dual combina tiempo de formación en una empresa o institución para aterrizar de manera practica sus aprendizajes y en el salón de clases para no dejar de lado los importantes saberes intelectuales que impactan principalmente en el ámbito de los conocimientos.

Es por ello que el próximo 8 de noviembre el Sistema Educativo Estatal de Baja California, encabezado por el maestro Miguel Angel Mendoza, la Coparmex Tijuana que promueve fuertemente el Modelo Mexicano de Formación Dual en Bachillerato y la Universidad Interamericana para el Desarrollo en Baja California (UNIDBC) con sus campus en Ensenada, Tijuana y San Quintìn así como la Universidad Tecnológica de Tijuana (UTT) estaremos participando en el Primer Simposium de Educación Dual en Baja California que tendrá lugar en el Centro Estatal de las Artes de esta ciudad. (CEART).

Lo que podremos apreciar en este simposium son las experiencias en formación dual a lo largo de los últimos 10 años en nuestro Estado, un servidor como rector del campus Tijuana de la UNID puedo adelantarles algunas de las ventajas de estudar en Modelos Universitarios de Formación dual:

Se genera un fuerte vínculo entre la Universidad y el sector productivo de una comunidad, dado que ambos están participando de manera activa en los procesos de formación.

La brecha de capacitación en las empresas se reduce a su máxima expresión ya que se cuenta con el alumno desde su proceso de formación.

Se genera una fuerte identidad y sentido de pertenecia con las empresas que participan en su formación.

El alumno aporta valor agregado a la empresa, ya que debe desarrollar para ella un proyecto que resuelva alguna de las problemáticas de la misma.

Se hace mucho más significativo el aprendizaje para el alumno atendiendo que desarrollan competencias en el espacio de trabajo haciendo actividades inherentes a su campo de estudio.

Sin duda alguna la educación dual llego para quedarse, programas como la Administración de empresas, la ingeniería industrial o comercio internacional y logística se desarrolan con esta perspectiva formativa y generan gran expectativa para el alumnos que se sujeta a esta tipo de formación y para las empresas que se deciden a ser formadoras; la clave en el fondo de este modelo es una empresa decidida a  ser formadora orientando acciones y capital humano para tal efecto, así como alumnos dispuestos a vivir una experiencia de trebajo en el marco de su formación que les de una ventaja competitiva respecto a alumnos que estudian en modelos tradicionales.