La salida de Anthony Lynn

Por Dante Lazcano

En el beisbol se dice que siempre serás recordado sobre la base de lo que hubieras hecho en tu último turno al bat, frase que sin problemas se puede aplicar a la vida en cualquier ámbito, pero ese es otro tema.

Como todos lo esperábamos, después de cuatro años la familia Spanos, dueños de los LA Chargers, finalmente decidió darle las gracias a Anthony Lynn como entrenador en jefe principalmente por la manera en cómo se desarrolló la temporada 2020.

Con una mejor preparación, planteamiento y mejor manejo de partidos, el equipo quizá no hubiera terminado con 7-9 por lo que la frase de Bill Parcells resuena cuando dijo que si la constancia es perder juegos por menos de un touchdown el problema está en el staff de coucheo.

Y es que con cuatro juegos que no terminamos de entender cómo perdieron, por ejemplo ante Kansas City en la semana 2, ante Denver en casa, contra Tampa Bay o New Orleans, duelos que les sacaron de la bolsa, fueron determinantes para que el equipo se quedara fuera y conste que no hablamos que en el 2017 inició su estancia con un 0-4 con el común denominador que le sacaron los juegos de la bolsa.

Aunque pienso que al final la gota que derramó el vaso fue la aplastante y humillante derrota que sufrieron a manos de los New England Patriots, la peor derrota en la historia de la franquicia y lo peor que fue ante un equipo tramposo.

Recordemos que por las mismas causas despidieron a Mike McCoy, incluso a este último le hice la pregunta más válida en 54 años de estancia del equipo en San Diego de si seguiría la misma vieja historia y al final el tiempo me dio la razón.

La búsqueda inició y si bien hay candidatos por todos lados, al final lo mejor que le hubiera pasado a los Chargers hubiera sido que también se fuera el gerente general, Tom Telesco, pero uno no manda y aquel sólo se presta para obedecer a los Spanos, quienes tienen a uno de los hijos como jefe del gerente, dejando la pregunta en el aire de quién es el que toma la decisión final de traer aquel o este jugador.

¿Cómo me fue?

La temporada regular terminó y mi registro fue de 176-80 luego al cierre tuve una jornada de 13-3, la segunda en el año con ese registro y la décimo segunda en la que acerté con doble digito.

De mis Chargers, aunque dudé, al final no me fallaron ya que aprovecharon que jugaron ante un Kansas sin Mahomes y validar el pronóstico que hice de 7-9 previo al inicio de la temporada.

Ahora que inician los playoffs bajo este nuevo formato el sábado voy con Buffalo ante Indianapolis, Seattle sobre los LA Rams y el veteranazo de Tom Brady llevará a la escuela a Washington.

El domingo Tennessee en casa de impondrá a Baltimore, New Orleans se la aplicará a Chicago y Pittsburgh aprovechará la bajas por Covid de Cleveland para mantenerse vivo.

Mis dos centavos

Se viene lo bueno.