La paradoja del Litio

Por Juan José Alonso LLera

“Es más fácil organizar una conferencia sobre la contaminación ambiental que agacharnos a recoger una cáscara de plátano”

En estos días de doble discurso, doble moral y presión sobre la moda, ya no sabes realmente qué es bueno, qué es malo o simplemente qué es fashion. Con todo esto me refiero a que hoy tener un auto eléctrico, pensando que somos respetuosos con el medio ambiente, con la sociedad y con el mundo, parece ser que no lo es tanto.

Yo no dudo de que sí hay personas bien intencionadas y comprometidas con la naturaleza, pero parce ser que comprar un auto que cuesta entre 1 y 3 millones de pesos, que se conecta a una fuente de corriente que es generada por la quema de combustóleo y que además usa unas baterías de Litio donde para conseguirlo se desperdician grandes cantidades de agua, se dañan los salares, ubicados principalmente en el “triangulo del litio” (fronteras de Chile, Argentina, Bolivia y en un futuro México) y por si fuera poco daña y margina a las comunidades de pueblos originarios, prefiero mi auto de combustión interna, que quema gasolina refinada en lugares especializados y que cada vez contamina menos.

Aquí está la gran pregunta: ¿Qué hacemos? ¿Creemos en estas tecnologías? Yo me considero progresista, respetuoso del medio ambiente y de la sociedad, pero tengo muchas dudas de donde está la realidad “real”.

El salar de Uyuni es el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo, con una superficie de 10,582 km.  Está situado a unos 3,650 metros sobre el nivel del mar en el suroeste de Bolivia, dentro de la región altiplánica de la cordillera de los Andes.

En el salar está una reserva de litio e igualmente cuenta con importantes cantidades de potasio, boro y magnesio. Se estima, contiene 10,000 millones de toneladas de sal, de las cuales 25,000 toneladas son extraídas cada año. Un informe del Servicio Geológico de Estados Unidos señala que hay 21 mil millones de toneladas de litio, convirtiéndose en la mayor reserva a nivel mundial de este mineral. Siendo también un hábitat natural de varias especies de flamingos.

Ventajas de tu auto eléctrico:

  • En teoría, respeta el medio ambiente
  • Es poco ruidoso
  • Tiene un motor igualmente potente y más barato, pero el auto es más caro
  • No necesita marchas
  • Cambia la distribución del espacio
  • Mayor eficiencia con un menor consumo
  • Incentivos de gobierno

Desventajas:

  • Poca autonomía
  • Red de recarga deficiente
  • Potencia limitada
  • Alto precio, listas de espera
  • El precio de las baterías
  • Contaminación indirecta
  • Servicio especializado

El litio en México

Tener una de las reservas de litio más grandes del mundo colocará a México a la cabeza en la explotación de este oro blanco, su extracción puede tener un impacto ambiental de grandes costos, advirtieron expertos. En el norte de México, en el estado de Sonora, la empresa Bacanora Lithium prepara un megaproyecto de 100,000 hectáreas para 2022. Con una reserva estimada de más de 243 millones de toneladas.

“Proyectos como el de Sonora lamentablemente van a ser como un experimento, un conejillo de indias, que nos va a mostrar un poco todo lo que puede pasar”

En resumen: Yo estoy a favor de todos los avances tecnológicos y económicos, pero sin descuidar lo ambiental y social. A pesar de las ventajas e inconvenientes de los autos eléctricos, al día de hoy siguen siendo una de las mejores opciones del mercado como alternativa con mayor perspectiva de futuro.

Además, en un mundo donde el cambio climático, las normativas anticontaminación y las medidas que se están tomando para frenar sus efectos, donde el mundo del motor es el gran responsable, por lo hay que actuar y decidir con sentido común lo que nos incumbe a todos.

Compartir
Artículo anteriorEl clima también mata
Artículo siguienteExcelencia en el cine