La Noche de Iguala (43)

Por Juan José Alonso LLera

 

Estoy100% seguro que ningún mexicano quiere que le vaya mal a nuestra tierra azteca, por lo tanto sin importar el color del partido y siendo un verdadero patriota, tampoco quisiéramos que nuestro presidente fracasara, aunque últimamente suena insistentemente en todas las redes sociales que debe renunciar Peña Nieto (que dicho sea de paso, los puestos de elección popular son irrenunciables),¿Si eso solucionara todos los problemas?, que se vaya, (¿dónde está el envalentonado y bocón José Luis Hernández Ibarra, para defender al copetón?, mucho ruido y pocas nueces).

Quiero narrarles brevemente la noche de Iguala: El primer ataque se desató a las 21.30 horas del 26 de septiembre, cuando los alumnos de la Escuela Normal acuden a la central de autobuses con la intención de allegarse de vehículos para llevárselos a la Ciudad de México, con la intención de participar en los actos en memoria de Tlatelolco 1968.

Al salir de la central, son interceptados por la policía municipal, que dispara contra los estudiantes, un vehículo escapa y logra llegar hasta el Palacio de Justicia de Iguala. Pero la carnicería se produce a unos pocos kilómetros, en la avenida Periférico Norte. Tres autobuses son baleados salvajemente. Dos ocupantes mueren; otros cinco resultan heridos graves. Los agresores secuestran a unos 58 estudiantes, según las primeras versiones oficiales.

Al filo de la media noche, un autobús que transportaba al equipo de fútbol los Avispones de Chilpancingo recibe una lluvia de 400 tiros en la que fallece uno de los jugadores. El saldo total: 6 muertos, 3 de ellos normalistas, 17 heridos y 43 jóvenes desaparecidos.

Hoy tenemos a un Procurador General de la República, molesto con las exigencias de la sociedad, da la cara y responde preguntas a cuenta gotas, de  mal humor.

Un presidente atrapado sin saber qué hacer con este barco llamado México que le ha quedado muy grande. Tenemos también a un cobarde ex gobernador PRDista de Guerrero: Ángel Aguirre que decidió irse del problema, según la encuestadora paramétrica menos del 1% de la gente le cree los motivos del abandono.

También tenemos a un invisible Pejelagrato, que normalmente protesta estos actos y hoy calladito, ya que fueron los de su equipo los que cometieron estas atrocidades.

En la cárcel varios detenidos, entre testigos, cómplices y la pareja de Iguala “Los Abarca”, conectados con la organización criminal “Guerreros Unidos” (que bonita familia PRDista).

Por último un Ayotzinapa, como todo México: Herido porque en pleno Siglo XXI sigan pasan estas cosas tan sangrientas.

Mientras tanto la vida sigue: Peña Nieto en China contemplando otro escandalo sobre su “Casa Blanca” de 7MDD, que dio a conocer “Aristegui Noticias”, que desde mi punto de vista, la presidencia le debe agradecer, ya que ha empezado a diluir la noticia de los muertos, bajándole la presión a Guerrero y centrándola en banalidades y chismes de revista, como a Televisa le gustan, en fin buena estrategia el cambiar de escandalo.

Me ha dolido mucho escribir este artículo, ya que soy un mexicano convencido en que el futuro será mucho mejor.

 

*Profesor de posgrado de CETYS universidad e IPADE Business School, jjalonso@hotmail.com