La mitad de tijuanenses conoce UBER, según consulta

 

Tijuana.- Con el propósito de mejorar las condiciones del transporte público en la ciudad, el Ayuntamiento analiza la posibilidad de modificar y reformar los reglamentos aplicables al tema; dentro de estas acciones, se contempla la regulación de empresas que utilizan tecnologías móviles para prestar dicho servicio, indicó el secretario General de Gobierno, Bernardo Padilla Muñoz.

En conferencia de prensa, Padilla Muñoz explicó que en días pasados el Instituto Municipal de Participación Ciudadana (Impac) organizó paneles de discusión con expertos y empresas transportistas, además, aplicó diversas encuestas y sondeos destinados a conocer la opinión de la ciudadanía sobre la movilidad urbana.

“Dentro de los resultados, se destaca la aceptación de los tijuanenses por modernizar el transporte masivo, ya que desde hace muchos años ha sido una exigencia permanente. El trabajo que iniciamos entre el Cabildo de la ciudad, transportistas y representantes de aplicaciones de taxis, tiene el objetivo de regularizar nuevas formas de traslado y hacer las modificaciones necesarias para garantizar seguridad y costos accesibles a usuarios”, detalló el funcionario.

Por su parte, el director de Gobierno, Carlos Mejía López, destacó que el proyecto de modernización también incluye operativos en diversas áreas de la ciudad y la aplicación integral del reglamento, a fin de que conductores de taxis y camiones ofrezcan un servicio apegado a la normatividad.

A su vez, el director del Impac, Basilio Meza Gastélum, informó que el sondeo y la encuesta arrojaron que más del 51.8 por ciento de la ciudadanía conoce empresas que cuentan con aplicaciones móviles para prestar el servicio de transporte; así mismo, el 67.3 por ciento está a favor de que el municipio regule este tipo de compañías.

 

El gobierno municipal reitera el compromiso de continuar con el proyecto integral que mejorará las diversas formas de transporte. En las próximas semanas se darán a conocer las actualizaciones y reformas realizadas a los reglamentos que ofrecerán competencia equitativa a las asociaciones transportistas, así como garantías a los usuarios.