La marea cambia en la temporada de Snell

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

El pasado 28 de julio, Blake Snell realizó su apertura 19 de la temporada y tras permitir siete carreras limpias en cuatro entradas ante los Atléticos de Oakland, registrando en ese momento una efectividad de 5.44 y a la vez dando pocas esperanzas de que podría rescatar su temporada de debut con los Padres.

Pero una vez que el calendario pasó a agosto, Snell dio la vuelta a la página y entregó un mes extraordinario, sumando seis aperturas de 36.2 entradas de 7 carreras limpias, el equivalente de una efectividad de 1.72 con 54 ponches y un promedio de bateo en contra de .151, todo ello culminando con las 7 entradas Sin Hit Ni Carrera ante los Diamondbacks de Arizona el 31 de agosto, juego del cual tuvo que salir debido a su conteo de pitcheos, pero de cualquier forma no le resta a lo que logró en ese juego.

Nadie espera que todos los meses de su carrera sean así, sin embargo este es el tipo de producción que los Padres tenían en mente al adquirirlo de los Rayos de Tampa Bay. Un ganador de premio Cy Young, que tiene la capacidad de dominar por periodos largos y a la vez brindarle al equipo la oportunidad real de ganar cada cinco días.

Restando un mes en la temporada y de momento peleando con Cincinnati por el segundo boleto Wild Card en la Liga Nacional, los Padres van a necesitar más de este tipo de contribuciones de Snell para poder aspirar a lograr algo especial en octubre.

Una pequeña trivia

Menciona al receptor con más Grand Slams conectados en MLB.

Calentando en el Bullpen

Poco a poco la rotación de los Padres ha mejorado en salud, con el regreso de Chris Paddack y Yu Darvish de la lista de lesionados. Combinándose con Snell y Joe Musgrove, los Padres están apostando a que la salud en el pitcheo les dará una mejor oportunidad en la recta final de la temporada.

Aunque salió lesionado en su debut con el equipo, la expectativa es que Jake Arrieta esté de regreso este fin de semana ante los Astros y aunque no ha tenido la mejor de las temporadas, su experiencia puede ser un factor para reforzar al staff de abridores durante septiembre.

En el círculo de espera

Este fin de semana, los Padres regresan a casa para su penúltima estancia de la temporada, celebrando cinco juegos de interligas. Primero serán los Astros de Houston quienes se midan a los Padres en tres juegos, seguidos por los Serafines de Los Ángeles con dos encuentros.

La próxima gira será complicada para los Padres, enfrentando a los Dodgers en Los Ángeles por tres juegos, seguidos por cuatro en San Francisco ante los Gigantes y concluyendo con tres en San Luis frente a los Cardenales. La última estancia inicia el 21 de septiembre recibiendo a los Gigantes y a los Bravos de Atlanta.

Y la respuesta es…

Mike Piazza con 14.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.