La Industria Mexicana de Coca-Cola impulsa el desarrollo de la cadena de reciclaje

Fotografía: Captura de pantalla.

Redacción/Infobaja

México.- ‘Es momento que hablemos del reciclaje’, es el enfoque de la más reciente campaña de la Industria Mexicana de Coca-Cola, a través de la cual impulsa una economía circular en la que cada botella sea reciclada, destacando la importancia de la suma de esfuerzos para conseguirlo.

De igual forma, a través de Adriana Málaga Almazán, da voz a toda una cadena de acopio y reciclaje, la cual contribuye diariamente a conseguir un #MundoSinResiduos.

“Yo estoy tranquila trabajando, porque sé que en el CEDIC me los cuidan y les dan de comer; ayudan a muchas personas como yo. Me ha servido mucho, tanto a mí, como a mis hijos”, Adriana Málaga Almazán, recolectora de residuos.

Cada año se producen 44 millones de toneladas de basura en México, residuos de los cuales el PET representante el 3%. Caracterizado por su alto nivel de valorización y reciclabilidad, este material tiene la capacidad de tener más de una vida útil por medio de su implementación o transformación en diversas aplicaciones, además de ser una fuente de ingreso económico para millones de familias.

En la actualidad, más de 35,000 personas forman parte de esta importante cadena en el país, razón por la cual, desde hace más de 18 años la IMCC ha impulsado la creación de espacios para la mejora de las condiciones de vida de los recuperadores y sus familias.

Ejemplo de ello es el Centro de Desarrollo Integral Comunitario (CEDIC) ubicado en Chimalhuacán, Estado de México, el cual provee servicios de educación, alimentación, atención médica, entre otros, esto gracias al trabajo conjunto con distintas asociaciones, fundaciones y aliados como PetStar. A través de las distintas iniciativas se ven beneficiados cerca de 900 niñas y niños de hijos de pepenadores o recuperadores de base y sus familias.

Y aunque México se ha consolidado como uno de los principales acopiadores y recicladores de PET en el mundo, los esfuerzos no se deben detener, por lo que la Industria Mexicana de Coca-Cola continúa trabajando en conjunto con sus plantas de reciclaje, PetStar e IMER, además de asociaciones como ECOCE para conseguir un Mundo Sin Residuos, impulsando así un mejor planeta, además de la inclusión social y desarrollo de las comunidades.

“A través de PetStar, la Industria Mexicana de Coca-Cola recicla no solo las botellas que provienen de sus marcas, sino cualquier botella de PET”, Carlos Mendieta, director de sustentabilidad de PetStar.

Hoy, la Industria Mexicana de Coca-Cola procesa más de 85 mil toneladas de PET cada año a través de sus plantas de reciclaje y su meta para 2030 es recuperar y reciclar el equivalente al total de botellas que venda, contribuyendo así, a un Mundo sin Residuos.