La habilidad de escoger bien

Por Ana Celia Pérez Jiménez

Sugerencia a escuchar con la lectura: Dark Academia Slightly Obscure Classical Music playlist. https://www.youtube.com/watch?v=PDNy_GHNsiE

Ya creo en el efecto dominó, no porque no existiera antes de que yo creyera en él, solo porque apenas lo reconozco porque ya lo entiendo y advierto que mi creencia no lo hace más grande o más válido, sólo ya pinta en mi vida, ya se abrió un nuevo capítulo.

Y al escribir esto me entra la duda de todo aquello que ocurre y pasa a mi alrededor pero sólo porque yo no lo conozco, lo ignoro, y ahí me sumerjo en un agujero de ignorancia y del basto mundo del saber.

Yo me limito desde donde vivo, soy, respiro, percibo pero el mundo es enorme, no el mundo pues, el universo, el espacio, las formas, lo que existe y es, todo lo que todavía no es concebido y sin nombre, y únicamente porque mi ignorancia me detiene a reconocerlo y saberlo no quiere decir que así suceda.

Entonces así es lo vivo, lo que pasa, lo que acciona y lo irrefutable. Qué doloroso es darse cuenta de la oscuridad que representa lo que desconozco y la vaga luz de aquello que es, que he aprendido en dos segundos de vida y sus contados parpadeos.

Como un granito de arena que pretende ser oro y deslumbrar y después es pisado por el pie de un niño que corre al mar porque lo hipnotizan las grandes cosas. Hay tanto que no sé pero sé qué hay, qué pasa, pero no sé qué es, qué soy pero mi cerebro y sus aperturas no me dan para más y no me rechazo pero conozco mis líneas y potenciales.

¿En dónde se esconde la llave que abre todas las puertas, el ojo que todo lo ve, el tacto que todo lo percibe y siente? ¿Somos humanos limitados o humanos en desarrollo? Ya no lo sé, pero también quiero saberlo, es tan grande la pregunta que me exalta la exclamación y mando.

Me pone algo triste saber lo que sé y saber de todo lo que desconozco y mis carencias para percibir la vida en su totalidad y la enseñanza o tal vez esta sea la mía, que mientras viva en un cuerpo con sentidos y mortalidad siempre tendrá carencias.

El saber está ahí y la clave de todo y yo que batallo tanto con mis números y desamor en las matemáticas.