La gira de la irregularidad

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

Bienvenidos sean todos a la liga mexicana de futbol, en donde el mejor equipo del certamen puede perder el invicto de más de diez partidos ante uno de los rivales más débiles y en la cual el actual campeón acumula solamente dos triunfos tras 14 jornadas disputadas. A la liga que permite que un equipo recién ascendido como Lobos BUAP se burle de un conjunto con la historia de Cruz Azul tras la goleada que le propinó el pasado fin de semana y que tiene en equipos como León o Monarcas la muestra de que basta de una breve racha positiva para colarse entre los primeros puestos de la tabla general, sin importar que tan malo haya sido el arranque de torneo.

Pero, sobre todo eso, es la liga que mantiene con vida y con posibilidades de pasar a la liguilla a un conjunto que apenas ha logrado sumar un triunfo en sus últimos seis encuentros. Y sí, este equipo que goza de cierta misericordia mostrada por una liga tan impredecible es el conjunto de Tijuana.

Ahora bien, queda claro que el conjunto de Xoloitzcuintles es el mejor exponente de una liga tan irregular como la mexicana. Y es que el conjunto dirigido por Eduardo Coudet se ha adjudicado ese título tras su sus actuaciones en lo que va de la presente campaña, con transiciones muy marcadas entre rachas negativas y positivas. Inició su mandato con tres derrotas al hilo, seguido por seis partidos consecutivos sin conocer la derrota, en donde acumuló cuatro triunfos y se metió de lleno a la lucha por un pase a la siguiente ronda.

De ser un equipo sin ideas a la ofensiva lograron incrementar su efectividad frente al marco, gracias en parte a la fiereza de un nuevo delantero con el nombre de Gustavo Bou, a una cantidad de casi dos goles por encuentro. Además, tanto la defensa como la portería se vio fortalecida por las buenas actuaciones de los jugadores y por varias jornadas el cuadro bajo se consolidó como uno de los menos goleados del torneo. Pero, por desgracia, la felicidad le duraría poco a uno de los equipos más inestables.

Ese gran momento que vivieron hace algunas semanas se quedó en el pasado, y un par de derrotas de nuevo lo sacaron de los sitios de liguilla. Además, en los últimos 5 partidos solamente han logrado anotar dos goles, regresándose a esa inoperancia ofensiva que los caracterizó en las primeras semanas de la justa nacional. Ambos goles vinieron ante Lobos BUAP, en lo que ha sido su única victoria de las más recientes semanas y en la cual demostraron que a pesar de la baja de juego todavía existe un equipo con algo que ofrecer. Y quizá se puede llegar a glorificar dicho triunfo ante el conjunto poblano, pero después de su exhibición ante el equipo cementero se puede considerar un triunfo importante. Se está hablando de la liga en donde todo es posible.

Se viene un partido más para el conjunto canino en esto que ha sido su ‘gira de la irregularidad’, en donde acumular un triunfo y una derrota en sus dos últimos encuentros jugando de visitante. Falta el juego en Guadalajara ante Chivas, y deberán derrotar al actual campeón para seguir aspirando a un puesto de liguilla.