La formación ciudadana, otro pendiente de los gobiernos

Por Gustavo Fernández de León

“Si se respeta la naturaleza del ser humano, la enseñanza de los contenidos no puede darse alejada de la formación moral del educando. Educar es, sustantivamente, formar”: -Paulo Freire-

 

De nuestros hijos no sólo cuidamos su integridad física y bienestar económico, sino que procuramos su formación integral en valores, virtudes, moral, conocimientos y habilidades, esperando que en su etapa adulta logren sus objetivos y contribuyan al bienestar de la colectividad.

De esta misma manera es obligación de los gobiernos tener como prioridad la formación integral de su pueblo y esperar un resultado que lo refleje. Si vemos hoy a una sociedad desencantada, apática, sin respeto a la cultura de la legalidad, proclive a la delincuencia, es por la falta de una formación adecuada.

Formar no es solo ir a la escuela 4 horas diarias a cumplir con un programa académico. Formar es garantizar que los niños y jóvenes tienen acceso no sólo a los conocimientos básicos como leer y escribir, sino que tienen un desarrollo pleno en lo espiritual, deportivo, artístico y en cultura general.

En Tijuana tenemos excelente iniciativas que, bien articuladas, pueden hacer la diferencia en la formación de nuestra niñez:

El programa Redes 2025 del Centro de Artes Musicales que atinadamente dirige Alma Delia Ábrego, programa en que se enseña gratuitamente a niños en condición de pobreza a tocar un instrumento profesional, hoy el programa agrupa en el Estado a más de mil 600 alumnos que tienen la única condición de estudiar 16 horas a la semana y formar parte de ensambles y orquesta.

Club de Niños y Niñas de México, iniciativa de Don Enrique Gamboa que forma en actividades deportivas y artísticas a niños desfavorecidos con un excelente programa.

La Sinfónica Juvenil de Tijuana, coordinada desde hace 18 años por padres de familia y dirigida por Pavel Getman, que preparan a jóvenes como profesionales de la música.

El Instituto para el desarrollo integral de los valores en la educación, que promueve el padre Beni buscando preparar a padres y docentes en la enseñanza de los valores.

Generación con acción deportiva, que con mucho entusiasmo empuja el joven Mauricio Beltrán para fomentar la actitud deportiva en la infancia.

Sólo por mencionar algunos entre muchos otros esfuerzos como la escuela de robótica que no han sido tomados en cuenta oficialmente dentro de algún programa rector de formación de ciudadanos, que en el mejor de los casos, reciben dádivas después de mucho rogar a los funcionarios, cuando deberían estar los funcionarios buscando estas iniciativas para apoyar y articular ya que ahí está la verdadera prevención.

“Antes me gustaban los narcocorridos y ahora me gusta más la música clásica”, me contestó un niño miembro de la orquesta, mientras otra niña me comentó “antes andaba mucho en la calle y ahora tengo que estudiar todos los días (música)”.

Es imperativo exigir de nuestros gobiernos un plan articulado con recursos suficientes, públicos y privados para tener una infancia en verdadera formación integral esperando en un futuro una sociedad ejemplar.

*Maestro por el Tecnológico de Monterrey

Presidente de Coparmex Tijuana

gustavofernandezdeleon@hotmail.com