La cocina casera

Por Juan José Alonso Llera

“Solo porque no estés enfermo no significa que estés sano”.

Hace varios años se ha iniciado de manera formal en el mundo, el tema de la cocina casera. El capitalismo moderno ha aumentado la riqueza material, pero a un gran costo para las personas y el planeta. En ninguna parte es esto más evidente que en el sistema alimentario industrial.

Para nosotros los mexicanos este concepto ha estado de por vida en nuestra cultura, me explico: La señora que hace pasteles, pastes, cochinita, comida en su casa, la vende y la distribuye, así de simple.

La pandemia, el desempleo y la tecnología han hecho de la comida casera un nuevo segmento para competir, desde tu casa; bajas el monto de inversión y produces alimentos más sanos, más sabrosos y mejoras la relación de las personas en comunidad. Pero ¿Quién lo norma?, ¿Quién cuida los procesos, la salud? Prácticamente nadie, se ha vuelto en una oferta creciente, sin ningún tipo de reglas.

“Cada vez más, gastamos nuestro tiempo, energía y dinero en alimentos elaborados por corporaciones, no por seres queridos, lo que nos deja más aislados y erosiona la práctica de cuidarnos unos a otros a través de la comida”.

Encontré una organización llamada COOK Alliance, que funciona por las siguientes razones:

Nuestro sistema alimentario está dañando nuestro cuerpo, nuestra sociedad y nuestro planeta.

Los consumidores se están despertando. Más que fácil y barato, queremos ético.

Nuestra ética ha superado nuestro sistema alimentario.

En todo el mundo, los consumidores están cada vez más informados y son más sofisticados sobre las ramificaciones de los alimentos industrializados, no sólo nutricionalmente, sino también ambiental y socialmente.

A pesar de los enormes esfuerzos por apropiarse de las tradiciones culturales y las tendencias alimentarias naturales, los productores industriales de alimentos simplemente no pueden hacer frente a los cambios en los valores del consumidor. Nuestra confianza en los productos alimenticios mercantilizados se ha roto: buscamos autenticidad local y vitalidad cultural que la producción en masa simplemente no puede proporcionar.

COOK Alliance: una coalición de inmigrantes, padres que se quedan en casa, constructores de comunidades, educadores, activistas, legisladores, tecnólogos y cocineros caseros.

Han estado trabajando para defender el reconocimiento de la cocina casera como un trabajo digno y socialmente invaluable desde 2014. Han legalizado la venta de comida casera al aprobar dos leyes de California y han ayudado a miles de cocineros a ganar dinero sirviendo a sus vecinos construyendo la plataforma más grande para cocineros caseros emprendedores.

“Más que lo que somos, o lo que hemos hecho, es lo que representamos: un plato calentado, un ‘¡La cena está lista!’ gritó por las escaleras, un último bocado ofrecido con amor. Representamos a las personas y los momentos de cuidado, donde nos sentimos menos solos y más conectados en esta vida”.

Es el momento de reconocer, legislar, ayudar y catapultar a todos estos emprendedores para que cada día hagan mejor las cosas, para que tengamos más opciones sanas, éticas, baratas y deliciosas en nuestro día a día.