Justifica gobierno estatal préstamos solicitados a Ayuntamientos

El gobernador Jaime Bonilla y el secretario de Hacienda en el estado, Adalberto González Higuera, hablaron sobre los más de 400 millones de pesos que solicitaron a los gobiernos municipales de Tijuana y Rosarito. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Para hacer frente a compromisos financieros en el mes de julio, el Gobierno del Estado recurrió a la solicitud de préstamos de flujo a los municipios de Tijuana y Playas de Rosarito, que suman más de 400 millones de pesos, los cuales serán devueltos al finalizar el mes, aseguró el secretario de Hacienda, Adalberto González Higuera.

El funcionario estatal argumentó que julio es el periodo más crítico de la administración, puesto que es el último mes en el que deben de liquidar los préstamos de corto plazo, los cuales se han pagado de manera puntual, por lo que este mes no será la excepción.

Abundó que en el presente lapso deben afrontar el incremento salarial del magisterio y el retroactivo, lo que representa una nómina amplia para pagar; adicionalmente requieren cubrir el concepto magisterial del receso escolar que oscila cerca de los mil millones de pesos.

González Higuera detalló que, debido al arribo de dichos compromisos financieros, el Estado está recurriendo a los ayuntamientos pidiéndoles algunos flujos de efectivo.

El gobierno estatal solicitó un préstamo de 380 millones de pesos al gobierno municipal de Tijuana, así como otro por 34 millones de pesos al municipio de Playas de Rosarito.

El préstamo a Playas de Rosarito fue requerido hace dos semanas, notificado a la presidenta municipal Araceli Brown Figueredo y aprobado por el cabildo de dicho municipio, señaló.

Aseguró que el préstamo será liquidado al finalizar el mes de julio, cuando el gobierno estatal contará con los recursos para devolverlo.

El Secretario de Hacienda en el estado señaló que asumen su responsabilidad de regresar el recurso proveniente del préstamo de 380 mpd solicitado al gobierno municipal de Tijuana, que encabeza la alcaldesa Karla Patricia Ruiz Macfarland.

De acuerdo a la Ley de Disciplina Financiera, “la administración estatal no puede tener deuda a corto plazo, 90 días antes de que termina el periodo del Gobernador Jaime Bonilla Valdez”, señaló González Higuera, por lo cual recurrieron a los préstamos de ambos ayuntamientos, en los términos descritos.

Por su parte, el gobernador Jaime Bonilla Valdez recalcó que para efecto de recuperar o retribuir los montos prestados, las administraciones municipales tienen la opción de solicitar el pago del dinero, la realización de obras o la transferencia de bienes que necesiten los Ayuntamientos para cumplir con sus programas o proyectos ya aprobados.