A juicio político por terreno

Por El Informante

A juicio político por terreno

Una piedrita más en la relación entre la actual administración municipal y la pasada. Esta mañana la síndico procuradora Ana Marcela Guzmán, y el consejero jurídico Leonardo Martínez, presentaron ante el Congreso del Estado una solicitud de juicio político contra el ex presidente municipal Jorge Astiazarán y los regidores de la Comisión de Desarrollo Urbano en el XXI Ayuntamiento.

¿La razón? La venta de un predio donado por el gobierno estatal etiquetado como “reserva de dominio” y que únicamente podía ser utilizado para uso deportivo y de seguridad pública. Según acusaron, parte de dicho terreno, ubicado en la zona de “La lanzadera”, se vendió a un particular.

Ahí le va: el predio se fraccionó en tres partes, una de esas se dividió en dos y lo que se vendió fue una de esas mitades del tercio, con superficie de dos mil 894 metros cuadrados.

Según dijo Ana Marcela, con el juicio político buscan la inhabilitación de Astiazarán y los regidores Martín Plascencia Ávila, Omar Abisaid Sarabia Esparza, Martha Rubio Ponce y Jorge Alfredo Escobar Sánchez, de modo que no podrían ocupar cargos públicos. La comisión correspondiente del Congreso tiene 30 días para dictaminar, o sea, llegó esto de “panzazo”.

Con todo y eso la síndico procuradora asegura que esta denuncia no tiene fines políticos. Tiene que señalar esto por los tiempos en los que nos encontramos, justo cuando se cocina el periodo de elecciones.

Día de informe

El presidente municipal Juan Manuel Gastélum presentó su primer Informe de Gobierno ante una gran multitud en Palacio Municipal. El alcalde habló enérgico y reiteró su compromiso de hacer de Tijuana “la mejor ciudad de México”, tras hablar de las acciones y cifras de estos primeros meses.

Tuvo también sus momentos emotivos, como fue el reconocimiento al multimedallista paraolímpico, Jesús Terán Gómez, y que el alcalde fue a entregarle a su lugar.

En otro asunto, mientras hablaba Gastélum se presentó detrás de él un video subtitulado con imágenes -y palabras- que por lo general no coincidían con el tema que trataba el alcalde. Eso distría, ¿a quién se le ocurrió?

Y lo peor: los compañeros fotógrafos de los medios quedaron enjaulados en el segundo piso. No hablamos figurativamente, pues en realidad les pusieron una tarima enrejada y rodeada por agentes de la Policía Municipal que no permitían la salida de los fotoperiodistas. La banda municipal ya había comenzado a tocar “Tijuana Taxi” como despedida, la gente se iba y los compañeros fotógrafos seguían sin poder salir de su jaula. Fue el secretario del Ayuntamiento, Raúl Felipe Luévano, quien finalmente acudió al auxilio de los fotógrafos e indicó que les acercaran una silla para que pudieran quedar libres.

El efecto Meade

Los años pasan, la sociedad se digitaliza, gobiernos van y gobiernos vienen pero hay ciertos rituales en México que simplemente no cambian. Uno de ellos es el del sacro destape presidencial donde el dedo de oro presidencial aún lo puede todo.

Bastó con que el presidente Enrique Peña Nieto deseara suerte a José Antonio Meade en su nuevo proyecto para voltear de cabeza a la opinión pública. El Presidente de la República no dijo nada más y oficialmente Meade no es todavía el candidato del PRI, pero, ¿acaso hay alguien que aún lo dude?

La política mexicana conserva códigos y lenguajes inalterables y basta una palmadita en el hombro del Tlatoani sexenal de Los Pinos para considerarse oficialmente ungido y bendecido. ¿Qué no se puede dar dedazo en el partido a alguien que no tenga su historial de militancia priista? No importa, Peña Nieto preparó el camino con reformas también dentro del partido, de tal forma que cuando dijera, “Meade es el bueno”, bastaría que este se registrara en el partido para poder lanzarse.

También al mero estilo priista, en cuanto deja Hacienda, lo primero que hace es acudir ante los sindicatos campesinos y obreros, donde al todavía no candidato lo bautizan como “el candidato de la esperanza”.

Aún los más acérrimos detractores del tricolor y de la gestión peñanietista admiten por lo bajo que es una jugada inteligente: un candidato de formación y extracción no priista, sin escándalos ni pifias a cuestas, con antecedentes de haber integrado el gabinete de Felipe Calderón y el de Peña Nieto sin que el pantano lo manchara, puede ser un imán para no pocos votantes indecisos.

Hay muchísima gente decepcionada del PRI que por nada del mundo le daría un voto a Andrés Manuel López Obrador. Al no tener, al menos por ahora, una tercera opción viable, es posible que más de un indeciso se vaya con Meade. De entrada, el sector empresarial esbozó una sonrisa y vio con buenos ojos la nominación.

Meade también puede ser un plan B para panistas decepcionados, en un hipotético escenario en que Margarita Zavala no llegara o que la candidatura de Ricardo Anaya se cayera.

El Frente, a ver a qué horas

Suspirantes sobran y las potenciales candidaturas independientes presidenciales son muchísimas, lo cierto es que hasta ahora no hay una sola para tomarse en serio. Y a estas alturas, sigue la duda en el tintero sobre lo que podrá pasar con el cacareado Frente Ciudadano que nomás no acaba de despertar. En el papel, el PAN y lo que queda del PRD representan una fuerza política a tomar en cuenta. El detalle es que a la hora de consumar su unión, que para no pocos es “contranatura”, los potenciales candidatos no se ponen de acuerdo.

El PAN ya se fracturó con la salida de Margarita Zavala y la terquedad de Ricardo Anaya de “agandallar” la candidatura al costo que sea, está dando al traste con un proyecto que pintaba para ser una buena alternativa, pero que en este momento está quedando muy rezagado. Una hipotética candidatura de Ricardo Anaya o de Miguel Ángel Mancera arrancaría en este momento muy abajo en las encuestas, pues ya hay tiempo y terreno perdidos.

Ahora sí

¿Se acuerda usted que el verano pasado vino a Baja California el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, quien encabezó en Tijuana una reunión con todo el gabinete federal de seguridad? ¿Se acuerda que prometió regresar en exactamente dos semanas a ver si se habían cumplido los compromisos adquiridos? Pues bien, los días transcurrieron, los índices delictivos siguieron a la alza y entre el terremoto y los codazos bajo la mesa de la sucesión presidencial, las dos semanas se transformaron en meses y de los compromisos contraídos en Baja California nadie se acordó.

La noticia es que ahora que Osorio Chong se ha bajado (o lo han bajado) oficialmente del barco de la sucesión  presidencial, ya se acordó que es Secretario de Gobernación y que acá en la lejana y olvidada frontera, hay cuentas pendientes por resolver en materia de seguridad pública. Si no hay cambio de planes, deberá estar llegando a Baja California la próxima semana. Más vale tarde que nunca.

Pescador en la PGR

El fin de semana de Acción de Gracias no fue bueno para Sunshine Rodríguez, uno de los principales dirigentes del sector pesquero y figura pesada en San Felipe, pues fue detenido el pasado sábado por elementos de la PGR y trasladado a la Ciudad de México. Rodríguez iba en compañía de su familia cuando en un retén de revisión supuestamente le encontraron metanfetamina en su vehículo.

Mientras el poderoso líder y sus abogados buscan traerlo de vuelta a San Felipe por la vía legal, los pescadores se manifestaron con un bloqueo de la carretera entre San Felipe y Mexicali. Varios turistas residentes de Estados Unidos que pasaban en “San Felo” su fin de semana de Thanksgiving, quedaron atrapados. A más de uno le habrán llamado la atención el lunes en el trabajo.

Hay quienes dicen que Rodríguez tiene cola que le pisen, hay otros que consideran que le “plantaron” la droga. Habrá que ver a donde lleva este caso.