Jugadores de NBA cierran disputa laboral: Sindicato

LAS VEGAS.- Los jugadores de la NBA seguirán unidos y tranquilos de cara a lo que se avizora como una larga búsqueda de un acuerdo laboral, aseguró el jueves el presidente del sindicato, Derek Fisher.

Tanto Fisher como el director general del sindicato, Billy Hunter informaron en la jornada a unos 40 jugadores sobre las negociaciones de un contrato colectivo. Fisher dijo que el encuentro, en un casino, contó con la participación activa de los jugadores.

El director general de la Asociación de Jugadores de la NFL, DeMaurice Smith, habló también a los jugadores, muchos de los cuales visitaron la ciudad para participar en una liga de entrenamiento.

"No hay en nuestro grupo la fractura ni la separación que en cierto modo se ha reportado", dijo Fisher, armador de los Lakers de Los Angeles. "Queremos simplemente reiterar eso".

Los jugadores coincidieron con la postura de sus líderes y prometieron que no permitirán que el sindicato se divida en unas semanas, cuando no lleguen los cheques con su salario. Los miembros de la Asociación han recibido durante años instrucciones sobre los pasos que debían dar para sobrevivir a un largo cierre, y Fisher dijo que el sindicato seguirá protegiendo los derechos de los jugadores que firmen contratos en otros países para jugar a finales de este año.

"Nunca he visto este sindicato tan fuerte como lo es ahora en lo colectivo", dijo el pívot de los Celtics de Boston, Jermaine O'Neal, quien es uno de los pocos jugadores activos que participaron en la disputa laboral de 1998 y 1999. "Muchos de nuestros jugadores jóvenes se sorprenden cuando ven las cifras por primera vez, pero ahora están educados. No necesitamos tomar una decisión temporal ni visceral. Necesitamos tomar una decisión de largo plazo por un propósito más grande".

Los dueños también se reunieron el jueves, en Dallas.

Los jugadores conversaron dos días después de que una sesión entre el comité ejecutivo del sindicato y la comisión de relaciones laborales de los dueños no alcanzó progresos. La liga rechazó el deseo de los jugadores, de mantener el sistema actual de topes salariales.