Juegos completos y vieja escuela

Por Dante Lazcano

Si bien reconozco que los LA Chargers no han ganado nada, apenas compilan marca de 4-2, aparecen en el segundo lugar de la división Oeste de la Conferencia Americana y en un número importante de departamentos estadísticos están dentro de los 10 mejores en la liga, tengo que reiterar que este grupo aun puede mejorar para ubicarse dentro del grupo de los que denominan contendientes en la NFL.

Posterior al encuentro en el que cayeron con los LA Rams hace casi un mes, aseguré que ni los Chargers andaban tan mal como lo mostró el marcador, se perdió por 12 puntos, ni los del cuerno en el casco andaban tan bien.

Y es que la gran diferencia fue que los del cuerno capitalizaron 14 punto de dos bolas perdidas y los del rayo no, aunque enfaticé en el hecho que ante una supuesta defensiva dominante consiguieron armar tres largas series ofensivas y eso al final era un buen referente acerca de qué tan bien o mal pudiera andar la escuadra.

Pues bien, luego de seis encuentros los del rayo, sin hacer mucho ruido, están en el segundo lugar de la división con maca de 4-2, apenas un juego debajo de los Kansas City Chiefs, equipo que los derrotó merced a que no cuidaron a bola.

Y esa precisamente ha sido la clave para que el equipo, de a poco, esté convirtiéndose en contendiente pues no pierden la bola tanto, siguen siendo contundentes en la zona roja y están jugando partidos completos, o sea, combinando las tres fases de juego que son ofensiva, defensiva y equipos especiales.

Adicionalmente el equipo está jugando a la vieja escuela y esto significa que se dedican a correr lo más que se pueda, de hecho son el sexto mejor equipo acarreando la bola con un promedio de 137.3 yardas por partido, esto significa que están dominando la línea de golpeo, controlan a las defensivas, establecen el ritmo de partido y dejan fuera del campo al ataque de los otros equipos.

Coincidentemente, y conste que no es culpa de los electrizantes, los cinco equipos que siguen, Titans, Seahawks, Raiders, Broncos y Cardinals, cuentan con las peores defensivas para detener la carrera, además que entre todos compilan  marca pobre de  10-20, lo cual no hace más que presagiar que más triunfos pueden venir y con esto ampliar la posibilidad de volver a aparecer en postemporada y hacerlo como un equipo sólido.

Sin embargo, como la perfección no existe, aun hay aspectos que el equipo puede mejorar como por ejemplo el hecho que regalan en promedio más de 90 yardas por castigo, de corregirse y convertirse en un equipo más disciplinado, cosa que necesitarán cuando en diciembre, el mes que se conoce a los contendientes, enfrenten a equipos complicadísimos por tradición como Pittsburgh, Kansas City, Cincinnati y Baltimore.

Insisto, no se ha ganado nada pero el equipo ya se enrachó, están jugando mejor por lo que si de los siguientes cinco cotejos ganan por lo menos cuatro, tengan por seguro que veremos a los del rayo en los playoffs.

Mis dos centavos

No te me calientes plancha.