Isabel Pantoja, en la cárcel por «lavado de dinero»

 

España.- La cantante española Isabel Pantoja, quien es muy estimada en México, se encuentra en prisión en Alcalá de Guadaíra, donde ingresó la noche del viernes, para cumplir una condenada de dos años por el delito de “lavado de dinero”.

Pantoja llegó el vienes al penal de mujeres, a unos 20 kilómetros de Sevilla, procedente de su finca Cantora, en la provincia de Cádiz.

Según las fuentes, Isabel Pantoja lleva meses arrastrando una depresión y además tiene problemas de claustrofobia, por lo que es posible que pudiera ser atendida inicialmente en la enfermería.

El abogado de la cantante, José Ángel Galán, dijo que Isabel Pantoja ya necesitaba cumplir su pena, por lo que tenía todo asumido, estuvo acompañada en las últimas horas de sus hijos Kiko Rivera e Isabel.

La Sección Segunda de Málaga condenó a la cantante a dos años de prisión y al pago de una multa de 1.147.148,96 euros, de los que ha pagado ya 147.000 euros.

También fueron condenados el exalcalde de Marbella y expareja de Pantoja, Julián Muñoz, y su exmujer, Maite Zaldívar, que ya cumple la pena de dos años y medio de cárcel por el mismo delito de blanqueo de capitales.

El Tribunal rechazó suspender la pena a Pantoja, esgrimiendo entre otros argumentos que, aunque cumplía los requisitos para concederle el beneficio de la suspensión, había que tener en cuenta circunstancias como la gravedad de la conducta y el carácter «ejemplar» de la pena para que cumpla «su función de servir de freno a posibles conductas futuras análogas».

La tonadillera todavía no ha pedido perdón públicamente porque se considera inocente, ya que, según ella, no conocía la procedencia ilícita del dinero (negro) que le ingresaba su entonces amante, el exalcalde de Marbella Julián Muñoz, en sus cuentas personales y en las de sus sociedades patrimoniales (Pantomar, Panriver o Franbel Artis). El mismo que también utilizó para adquirir el apartamento de Guadalpín y el chalé de La Pera.

Pantoja, a su vez, considera que se han vulnerado sus derechos fundamentales durante el juicio y la instrucción del caso Malaya, por lo que ya ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional que todavía no se sabe si será o no admitido a trámite, pero que no le ha servido como excusa para paralizar su entrada en prisión.

En caso de no ser aceptado este recurso por el Constitucional ya ha comunicado a sus abogados que quiere defender su inocencia llegando, si fuera necesario, hasta el Tribunal de Estrasburgo.

Por otra parte, sus allegados piensan interponer una querella ante el Consejo General del Poder Judicial por las declaraciones vertidas por el presidente de la Audiencia Provincial de Málaga, Antonio Alcalá, que se mostró partidario de la entrada en prisión de Isabel Pantoja –como medida ejemplarizante– antes, incluso, de que la sala segunda de su audiencia hiciera público su auto de entrada en la cárcel de la cantante.