Iniciará Arquidiócesis campaña del Diezmo

Tijuana.- La Arquidiócesis de Tijuana iniciará el próximo domingo 27 de noviembre la campaña del Diezmo 2016 “Unidos en la Misericordia”, la cual culminará el 29 de enero de 2017.

“Es una campaña que nos llama al compromiso. Es un diálogo que se quiere establecer a través de esta campaña entre su Excelencia (Francisco Moreno Barón) y todos los ciudadanos preocupados por diversas realidades”, dijo el Pbro. Israel Ángeles Gil, quien explicó el contenido de la campaña.

El Arzobispo Metropolitano, Francisco Moreno Barrón, comentó que ya cumplió tres meses de estar al frente de la Arquidiócesis de Tijuana, y en este tiempo se propuso estar cercano a los sacerdotes, y realizó una visita pastoral a las 100 parroquias de Tecate, Playas de Rosarito y Tijuana para ir al encuentro de los feligreses para escucharlos.

“No vengo a ser servido, sino a servir… Lo expresa muy bien mi lema episcopal: ´Unidos en la misericordia´, he venido a crear comunidad, comunión, pero no sólo dentro de la Iglesia. Estoy dispuesto a colaborar en todo lo que esté a mi alcance para que también en esta sociedad de Baja California, en esta sociedad de Tijuana, de Tecate y de Rosarito se puedan crear vínculos de relación entre las personas, las instituciones, las estructuras”, dijo Mons. Moreno Barrón.

Y agregó: “La Iglesia no vive para sí misma. La Iglesia vive para los demás. Eso es muy hermoso y por eso mi compromiso es ser constructor de unidad, de comunión dentro y también fuera de la Iglesia en lo que esté a mi alcance. Pero al mismo tiempo esa promoción de la misericordia hacia adentro de la Iglesia queremos proyectarla a la sociedad”.

Mencionó que hoy hay muchas oportunidades de mostrar la solidaridad en la Iglesia, y por ello han estado atendiendo a los migrantes y a otras personas necesitadas en diferentes áreas.

 “Estoy convencido de que el diezmo es una solicitud de la Iglesia a los católicos de una manera especial, es una toma de conciencia en los católicos en que tienen el deber de colaborar con su Iglesia en la medida de sus posibilidades para su sostenimiento integral. Y esto incluye el aspecto de la evangelización, el aspecto de la liturgia (las celebraciones) y el aspecto sobre todo de la proyección social en las necesidades que nos rodean”, compartió Mons. Moreno Barrón.