Iniciando el orden al bat

Por Pedro A. Gutiérrez

Hace unos días, los Padres de San Diego dieron a conocer lo que hasta el momento resalta cómo la noticia más trascendental del inicio de los entrenamientos primaverales, intercambiando de posición a la parte media de su infield, con Ha-Seong Kim pasando a las paradas cortas y Xander Bogaerts siendo convertido en segunda base.

Kim viene de ser galardonado con su primer Guante de Oro por su labor en el 2023, obteniendo el premio como jugador Utility, debido a sus contribuciones en segunda, tercera y en las paradas cortas, por lo que su perfil defensivo figura causar un mayor impacto en el equipo, por encima de Bogaerts, quien apenas estará en su segunda temporada con los Frailes.

“No quiero que me malentiendan, el año pasado Xander Bogaerts jugó muy bien las paradas cortas para los Padres de San Diego y fue una parte positiva para nosotros”, compartió el manejador Mike Shildt una vez que dio a conocer el movimiento, “pero a la vez él reconoce el valor de Kim como shortstop y es por ello que es un gran compañero”.

Para Bogaerts, la realidad era que tarde que temprano, el cambio de posición sería inevitable debido a su edad y a la demanda de la posición de tanto alcance en el terreno, pero la sorpresa es que sucedió mucho antes de lo que él tenía previsto.

“Me estoy concentrando en lo positivo”, agregó Bogaerts. “Si esta plática la tendríamos en dos años, es mejor tenerla hoy y quitarla del camino, Este es un buen momento para mí y nuestro equipo será mucho mejor de esta manera”.

El ajuste apunta a la búsqueda del mejor alineamiento defensivo para el equipo, sin embargo con la presencia de ambos en el lineup, no se anticipa que esto aporte grandes cambios hacia el trabajo ofensivo, ya que los dos estarán brindando sus turnos de calidad día tras día, como previamente se tenía previsto.

Una pequeña trivia

Nombra al último jugador en ser nombrado MVP en años consecutivos.

Calentando en el Bullpen

Son cuatro jugadores de alto impacto que se mantienen disponibles en la agencia libre y coincidentemente los cuatro son representados por Scott Boras. En el pitcheo son los zurdos Blake Snell y Jordan Montgomery, mientras que Cody Bellinger y Matt Chapman son los bateadores que aún buscan hogar para este 2024.

Claramente Snell y Montgomery encajan en cualquier equipo, son pitchers de calidad y su presencia refuerza a cualquier rotación de forma inmediata. Bellinger mantiene sus opciones abiertas gracias a su versatilidad, ya que no solamente juega los tres jardines, sino también la primera base.

Chapman por su parte figura tener un mercado más limitado debido a sus limitaciones como tercera base de forma exclusiva, aún siendo uno de los mejores en Las Mayores.

Y la respuesta es…

Miguel Cabrera con los Tigres de Detroit en el 2012 y 2013.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.