Infartos, problema de adultos

Tijuana.- Semanalmente se atienden entre dos a tres personas a causa del infarto agudo al miocardio, debido a que es una causa frecuente de ingreso al servicio de Urgencias Adultos, informó el urgenciólogo de la unidad hospitalaria del Hospital General de Tijuana (HGT), Roberto Sanabia Orejel.

En un comunicado explicó que los infartos son por el descontrol de enfermedades crónico-degenerativas el principal desencadenante, tales como la hipertensión arterial, diabetes mellitus y obesidad mórbida.

“Este problema de salud se observa comúnmente en hombres mayores de 50 años de edad, quienes expresan ser o haber sido fumadores, padecer hipertensión, diabetes, obesidad y problemas de colesterol”, mencionó.

El especialista recomendó solicitar atención inmediata en caso de presentar los siguientes datos de alarma: Mareo, náuseas, sudoración, sensación de falta de aire y opresión en el pecho que asciende desde el brazo izquierdo hasta la mandíbula.

Aunque hay casos que se manifiestan de forma fulminante, se estima que el 80% pueden ser atendidos en los servicios de urgencias, sin embargo, para lograr esto destacó la importancia de acudir inmediatamente al hospital más cercano para recibir el tratamiento necesario.

Respecto a las medidas preventivas, el especialista reiteró la recomendación de llevar un control apropiado de los padecimientos crónicos previamente mencionados, además de evitar factores de riesgo asociados a esta enfermedad cardiaca, como tabaquismo, ingesta excesiva de bebidas energizantes, alcohol, cafeína, exponerse a situaciones de estrés, además del uso de sustancias nocivas como las drogas.

 

Aunado a lo anterior, el urgenciólogo agregó que el ejercicio diario (por lo menos 30 minutos de actividad física constante), ingesta de agua natural y la alimentación saludable, baja en azucares y sodio, se suman a las acciones de prevención de enfermedades cardiovasculares, acudiendo además a su Centro de Salud (por lo menos dos veces al año) para supervisión médica, especialmente aquellas personas con antecedentes hereditarios de este tipo de padecimientos.