¿Incongruente o sobrecargado?

Por El Recomendador

A.- Generalmente las telenovelas hacen gala de numerosas incongruencias. Ejemplifico: el planteamiento contiene varios absurdos: operaciones mercantiles que no existen, enfermedades y tumores que no existen en la medicina, testamentos que serían nulos por contravenir una prohibición del Código Civil y toda clase de agregados que no pueden cuadrar con la realidad o que constituyen anacronismos algunos grotescos como la aparición de los celulares antes de tiempo o de los automóviles antes de que se produjeran en serie.

B.- Otra enfermedad de los relatos cinematográficos suele darse cuando el guionista o el director agrega escenas inútiles e innecesarias que en vez de enriquecer el relato lo perturban. Pondré ejemplos de A y de B en seguida:

Telenovelas actuales: La plataforma Europa es especialista en telenovelas muy bien filmadas y ambientadas, pero con el pecado original de la incongruencia del relato tal como está planteado: Vea anacronismos y toda clase de absurdos médicos y jurídicos tanto en:

1.- La otra mirada serie española que adelanta épocas. Las ideas de liberación femenina full time y fast track está que se pasa: En un colegio que prepara a las adolescentes para ser buenas amas de casa y buenas esposas, la nueva maestra de literatura pone la Casa de Muñecas de Ibsen que implicaría aún hoy que el conflicto conyugal planteado y que es incomprensible para las suspirantes muchachas.

No faltan críticos que elogian como feminismos apropiados una mescolanza de ideas que no se daban por la segunda década del siglo XX. Por eso muchos críticos la llaman impostada, falsa, publicidad ideológica e intragable. El lector dirá.

2.- Traición, serie española que cuenta una supuesta asociación multimillonaria entre un bufete español y otro inglés y plantea situaciones familiares un tanto artificiales.

La serie cuenta de los conflictos de la familia Fuentes, propietaria de uno de los mejores bufetes de abogados. ¿Quién asesinó al jefe de la Familia a punto de morir de cáncer terminal? ¿Quién y cómo va a repartirse la herencia? El ambiente refinado y ciertas sobreactuaciones no dan credibilidad al argumento, por más que haya una selección de actores estrellas, no importa si sobreactuados.

Por lo demás, nos dice un buen crítico: “jugosos y detallistas decorados, diálogos acerados, tías poderosas y maquiavélicas, tíos aparentemente honrados pero miserables en el fondo, mucho traje de etiqueta y postureo, dinero que no se sabe de dónde ha salido, sexo y corrupción…Ideal para una noche sin excesivas exigencias”.

Guiones muy recargados: 3.- La canción de los nombres olvidadospelícula canadiense sobre la segunda guerra mundial. Dice una buena crítica que “Por desgracia, desafina… Se plantea como la averiguación de un misterio, pero su desarrollo acaba resultando demasiado tosco y convencional… Unos personajes que prometen mucho, pero se quedan en poco”, Elsa Fernández-Santos de El País.

4.- Ruido,estupenda película mexicana con la actuación insuperable de Julieta Egurrola, una mujer que busca a su hija desaparecida y se encuentra con una red de mujeres heroicas que hacen lo mismo.

El único, pero, es que al final se identifica a esta red con las feministas encapuchadas que usan martillos y se ponen las máscaras, y que tomaron las oficinas de la CNDH. La ideologización del final en esa forma no ayuda a la denuncia y combate a desapariciones y asesinatos crecientes de mujeres en México.