Imparte especialista plática sobre seguimiento médico a bebés prematuros

La pediatra Claudia Cristina Campos ofreció a personal del Hospital Materno Infantil de Mexicali la plática sobre el seguimiento médico a bebés que nacieron en forma prematura. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Mexicali.- Todos los infantes que nacieron de forma prematura deben tener un seguimiento interdisciplinario para detectar oportunamente posibles secuelas de salud y neurodesarrollo atribuibles a su condición, señaló la pediatra especialista Claudia Cristina Campos.

En la ponencia que ofreció sobre el tema al personal del Hospital Materno Infantil de Mexicali, explicó que esto permitirá realizar acciones muy precisas para atender cualquier anomalía de forma adecuada.  

La plática fue con el fin de que se enfatice a los padres de familia la necesidad de que los infantes sean evaluados constante en diferentes campos médicos. Estas rutinas se recomiendan hasta la adolescencia.  

Recordó que se considera prematuro a todo bebé que nace antes de las 37 semanas de gestación. De ahí se dividen en “prematurez extrema”, menor a las 28 semanas; “muy prematuro”, de las 28 a las 32 semanas de gestación; y “prematurez tardía”, de las 34 a las 37 semanas.  

Especificó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece el nacimiento prematuro como un tema de interés, pues se considera que 1 de cada 10 bebés nacen antes de completar su desarrollo intrauterino.

Son múltiples factores los que predisponen a que un alumbramiento se anticipe, pero destacan principalmente las infecciones urinarias de la madre y la preclamsia.  

Entre las situaciones de salud que se deben estar vigilando en los bebés prematuros se encuentran las siguientes: desnutrición, anemia, problemas pulmonares, cardiopatías congénitas, hidrocefalia, problemas de cadera, alteraciones visuales y de oído, así como déficit motor, de lenguaje, desarrollo de Trastorno de Déficit de Atención o con hiperactividad. 

Todo lo anterior, implica una atención y seguimiento multidisciplinario de neuropediatra, oftalmología, médico rehabilitador, terapia de lenguaje, ortopedista pediátrico, estimulación temprana, cardiología y neumología, por señalar algunos campos.  

El acompañamiento correcto por parte del pediatra, durante estas valoraciones periódicas que se recomiendan hasta la adolescencia, favorecerá que los bebés prematuros tengan un desarrollo más saludable y se puedan hacer intervenciones adecuadas.