¿Llega el dengue a Ensenada?

ENSENADA.- Su nombre es Aedes Aegypti y es uno de los invitados que nadie quisiera tener en su ciudad, mucho menos en su casa, porque pese a su estatura es realmente malo.

Hasta hace pocos años, las posibilidades de que llegara a Baja California y en particular al Municipio de Ensenada eran casi imposibles, porque nos protegían diversos factores como la temperatura y la altura.

Pero… Nos estamos tropicalizando, y no precisamente por las tendencias musicales.

Un día del 2011, Aedes Aegypti, llegó al Municipio de Ensenada y todo parece indicar que es para quedarse, con todas las implicaciones que ello significa, entre las cuales destaca ser el transmisor de una de las enfermedades mas peligrosas del mundo “el dengue” que en su variedad dengue hemorrágico, casi siempre es mortal.

El Doctor José Antonio García Rivera Gerente Microred de la Secretaría de Salud y uno de los especialistas en el tema explica que el Aedes Aegypti, es un mosquito, parecido a un zancudo, pero negro y con manchas blancas que fue localizado apenas hace unos meses, en aguas estancadas en el cañón Buenavista, o “El Zorrillo” a menos de 20 kilómetros al sur de Ensenada.

Este insecto nombre científico es Aedes Aegypti es el transmisor principal del dengue, una enfermedad que aun no se ha registrado en Baja California pero al existir ya el vector, la posibilidad de que se presente un primer caso, aumenta.

El riesgo es elevado, porque la entidad es una zona con mucha migración y esto incluye, personas que proceden del sureste Mexicano, donde tanto el dengue como el dengue hemorrágico son enfermedades comunes.

Para que se presente un caso, en Baja California, en particular Ensenada, sería necesario que el vector “mosco” pique a una persona infectada y luego ese mismo mosco pique a otra persona sana y la contagie.

Es una posibilidad real y esto obliga a que los Ensenadenses conozcan este riesgo y empiecen a tomar las medidas básicas de protección entre las cuales destacan, no darle al mosco espacios para que pueda vivir y reproducirse y con esto evitar que el mosco se propague.

Al mosco del dengue, le gusta vivir, en lugares húmedos y cálidos y el agua estancada en botes, llantas, tambos, tinacos sin protección, charcos, abrevaderos, son el sitio ideal para depositar sus huevecillos cuyas larvas luego son conocidas como maromeros, por la forma en que se desplazan en el agua.

Si bien son de zonas selváticas y tropicales, por razones que aun no quedan muy claras para los científicos, han migrado lentamente a zonas mas frías y se han adaptado rápidamente como es el caso de Baja California donde el mosco ya llegó, pero la enfermedad del dengue no se ha detectado.

El dengue es una enfermedad viral, común de países con zonas tropicales donde por siglos ha sido un problema de salud y actualmente tienen programas permanentes para su control, lo que no ocurre en Baja California, donde es un problema nuevo.

Qué es el dengue

El dengue es una enfermedad viral, el virus pertenece a la familia Flaviviridae, que se propagan por medio de vectores artrópodos (insectos).

El dengue es un problema creciente para la Salud Pública mundial, debido a varios factores: el cambio climático, el aumento de la población mundial en áreas urbanas de forma rápida y desorganizada.

Además la insuficiente provisión de agua potable que obliga a su almacenamiento en recipientes caseros habitualmente descubiertos, la inadecuada recolección de residuos y la gran producción de recipientes desechables que sirven como criaderos de mosquitos al igual que los neumáticos desechados.

A esto se suman el aumento de viajes y migraciones, fallas en el control de los vectores, y la falta de una vacuna eficaz para prevenir la enfermedad.

Se habla de dos tipos de dengue, el dengue clásico y el dengue hemorrágico, este último casi siempre mortal.

Sin embargo el dengue clásico puede presentar un cuadro grave y que el paciente pueda morir también, aunque es muy raro que esto ocurra.

Los síntomas del dengue clásico son dolor de cabeza (cefaleas), fiebre alta, dolor generalizado, sudoración.

El dengue hemorrágico es sumamente grave. Es una enfermedad que mata a la gente, una enfermedad con una evolución trágica.

El dengue hemorrágico produce una plaquetopenia o trombositopenia en la persona afectada.

Explicó que las plaquetas participan en la coagulación de la sangre y esto es lo que no permiten que haya hemorragia.

Pero el virus del dengue hace que las plaquetas bajen, que la médula ósea que las produce se inhiba por la presencia del virus, que tiene proteínas y formas de cambiar el material genético de las células, si no, no se podría reproducir.

Desde el momento que un paciente es picado por un mosco con el virus, hay un periodo de incubación de 1 a 15 días lapso en que el virus se empieza a reproducir. Entre el cuarto y quinto día pueden aparecer los primeros síntomas, el mas evidente dolor de cabeza (cefaleas), fiebre, dolor generalizado, sudoración y luego el paciente empieza a sangrar por dentro.

Al dengue hemorrágico no hay manera de atacarlo porque es un virus. Se pueden realizar medidas de mitigación en espera que el organismo responda y lo supere, pero es mínima la posibilidad de supervivencia. 

Lo que podemos hacer

Dentro de las medidas que se pueden instaurar para evitar que el mosco del dengue se instale en nuestra ciudad y en nuestros fraccionamientos, lo mas importante es mantener los patios limpios. Evitar las aguas estancadas, las llantas tiradas y proteger los tinacos para que el mosco no tenga donde depositar sus huevos. 

Cuando se sospecha de la presencia de este mosco, debe acudirse al lugar con un entomólogo para que verifique la presencia del mosco.

Se debe proceder a limpiar las áreas donde el mosco puede ocultarse y luego fumigar. Pero para esto la gente debe colaborar y es donde esta el problema principal, que la gente tras ser enterada del riesgo, lejos de ayudar entorpece o pretende que sean las autoridades de salud quienes limpien. 

La secretaría no tiene personas ni equipo de fumigadores pero hace un esfuerzo cuando ya los espacios están limpios y listos.

En el Zorrillo se ha tenido poca respuesta de los residentes pese a saber la presencia del mosco del dengue y el riesgo que conlleva.

Por ahora las medidas deben ser preventivas, el mosco ya llegó, y solo es cuestión de tiempo, que aparezca el primer caso.