Humor, sonrisa y carcajada

El Recomendador

La sonrisa de humor fino eleva el alma. La carcajada que hace explosión en nosotras, también, aunque pase pronto. Ambas son indispensables para toda persona. Y, ambas, se hallan en el muy elevado arte de las buenas comedias.

¡Y qué difícil resulta encontrar una buena comedia! El buen humor y la complicada carcajada que sale espontánea podrían hallarse hasta en el soliloquio de un buen payaso y también en las farsas populares más antiguas. Pero por su alta elevación risa y sonrisa se hayan, por antonomasia, en toda buena comedia. Esta resulta siempre el género más difícil de hallar. Cualquier inteligencia mediana puede componer un drama y hasta una tragedia. Ya será cosa de su talento y de un logro extraordinario si la obra resulta un melodrama o una telenovela cursi, o bien, algo que se empariente con las tragedias griegas inmortales. Pero lo opuesto a la tragedia que es precisamente la comedia, caracterizada por su final feliz (a menos que se trate de una sátira o comedia negra) siempre ha de contar con un desarrollo placentero y optimista y siempre ha de reflejar, de alguna manera, el amor y la libertad de las que los humanos. Por eso es mucho más difícil lograr una buena comedia. Cervantes dijo de las comedias que las mejores han de ser felices y bien razonadas, como las de Lope de Vega. Y más adelante, en la historia han de elogiarse los modelos clásicos del cine y de la caricatura de las que resultaron obras como Charlot, Buster Keaton, Laurel y Hardy, Cantinflas, la Pantera Rosa, Mafalda, los Simpson, etcétera.

1.- Un hallazgo reciente que recomiendo es la comedia Fuerza Especial, serie que se burla de los militares y de la evolución de los proyectos científico-militares internacionales para colonizar la Luna y Marte. El general que protagoniza la serie junto a eminencias científicas internacionales son los personajes que, en ejercicio su plena libertad y autenticidad humana realizan un proyecto. Sus aventuras son estrafalarias en ellas que participan, por ahí, un chimpancé y un perro. El general ya no es la figura legendaria del mal hablado e ingenioso héroe de las guerras. Ya no es el ejército la caballería heroica que salva, al final, a los buenos; sino el militar al que no le hace caso ni su hija. Se trata de una comedia de equivocaciones que no se deja contar. Steve Carell, John Malkovich, Ben Schwarts son los principales actores que nos hacen reír, a veces a carcajadas y también nos hacen sonreír ante la ironía y el humor sutil. El crítico Adam Chitwood dice de ella que: “Es una serie extraña. Es política, pero no necesariamente específica. Divertida, pero a menudo, bastante vulgar. Y sorprendentemente tierna en ocasiones.

2.- Otra comedia recomendable, entre lo muy poco que se encuentra, es Si supieras, La inteligente estudiante de secundaria Ellie Chiu, necesitada de dinero, accede a escribir unas cartas de amor a su mejor amigo y compañero que le paga bien y la saca de apuros. Habituada al papel de Cyrano de Bergerac, esta amistad da un giro inesperado y nos presenta amores que conmueven, incluido un enamoramiento lésbico. Está bien actuada y bien dirigida.