Hora de buscar al sucesor de Rivers

Por Dante Lazcano

Cuando en el 2012, específicamente el 15 de octubre, Philip Rivers, pasador de los LA Chargers, pasó para cuatro intercepciones ante Denver Broncos en calidad de visitante, por lo menos para mí fue la señal inequívoca que se necesitaba buscar un sucesor en la posición.

Si bien estoy de acuerdo en que sus números y estadísticas son impresionantes en su carrera, los cuales seguramente lo catapultarán hasta su tercer año de elegibilidad al Salón de la Fama, lo cierto es que el muchacho al final sólo ha sido un jugador que sólo se dedica a pasar, sumar yardas, cobrar su bono de rendimiento y dedicarse a su familia. 

El domingo pasado que jugaron con los Kansas City Chiefs, Rivers sumó su noveno partido con tres o más intercepciones en un mismo cotejo durante su ilustre carrera, lo preocupante es que la “hazaña” de su tercia la registró cuando apenas se habían disputado 19 de los 60 minutos que dura un partido.

En el 2014 ante Miami Dolphins en calidad de visitante fue sentado en la banca a falta de disputar un cuarto por el “Pistolero” Mike McCoy, pues sumó tres intercepciones que influyeron directamente en la derrota, lamentablemente el castigo sólo duró quince minutos pues en los siguientes seis encuentros lo interceptaron otras ocho veces.

Desconozco hasta cuándo seguiremos viendo los pataleos o su sonrisa de tarado cada que las cosas no sucedan a como él hubiera querido, pero me queda bien claro que el único futuro que hay en esa posición en el mediano plazo, o quizá antes, es la inestabilidad.

¿Y dónde están?

No es un secreto que para tener éxito en la NFL se requiere de una inversión sólida de por lo menos tres a cuatro temporadas y en la quinta serán el equipo candidato a ganar un campeonato.

El futbol americano así ha sido y bajo ese modelo yo le pregunto: ¿los Chargers de Tom Telesco, gerente general, en su quinto año en el cargo, cuenta con un equipo como para aspirar al campeonato?

Mis dudas acerca de su capacidad a la hora de seleccionar jugadores iniciaron al final de la temporada 2014, su segundo año, pues lejos que se viera un avance sólo se vio retroceso pues el equipo terminó con año perdedor, demasiados lesionados y el rendimiento por debajo de lo que se esperaba.

Y es precisamente de ese año cuando le pregunto: ¿dónde están los drafteados por Telesco?

Hagamos un breve recuento, de su primer draft en el 2013 sólo queda Keenan Allen que trae 12 juegos disputados en tres años; del 2014 sólo Jason Verrett y quién sabe si regrese pues volvió a lesionarse por todo el año; del 2015 quedan Melvin Gordon, lesionado Denzel Perryman, Kyle Emanuel, Darius Philon; para el 2016 Joey Bosa, Hunter Henry, Jatavis Brown, Drew Kaser y Derek Watt.

El futbol americano es de estadística y si nos apegamos a ello es alarmante que de todos los jugadores que se han drafteado, hasta antes del 2017, sólo restan 10 elementos y de esos dos están fuera de circulación, lo que habla que de un roster de 53 sólo hay 8.

Mis dos centavos

Es más fácil que se vaya un empleado que un hijo.