Histórico boom vertical

+ Histórico boom vertical

+ Rines Made in Tijuana

+ La Gran Vía de Mexicali

Por Juan Dinero

Irremediablemente, Tijuana está destinada a convertirse en una “Ciudad vertical”. En San Diego, toda proporción guardada, transformaron gran parte de su zona central en aproximadamente 30 años, no fue fácil y obviamente no es de la noche a la mañana.

Tijuana está en ese proceso, y quizá, al paso que vamos, podría ser en menos tiempo que San Diego.

Las ventajas son muchas: Menos necesidad de vehículos, de introducción de servicios e infraestructura, cercanía, ahorro de tiempos, etc.

A la fecha ya se considera como histórico el boom de edificios verticales que vive la ciudad, para uso de vivienda y oficinas, principalmente.

De acuerdo a cifras oficiales desde el año 2014 a la fecha, se han construido en Tijuana un total de 58 edificios verticales.

En el año 2014 fueron 14; la mayor cantidad ha sido en el año 2017, con 23 edificios construidos; en el año 2018 fueron 16 y 5 en este año 2019.

Y claro que esto continuará casi de forma exponencial, pues de acuerdo a la Canadevi, que preside José Luis Padilla, actualmente se encuentran en proceso de planeación 30 proyectos más.

La derrama económica para la región y la generación de empleo es por demás importante. Los costos por departamento oscilan entre los 150 a los 350 mil dólares y hay para todos los gustos y necesidades.

Un tema que sin duda seguirá dando mucho de qué hablar.

¿Sabía usted que los rines de aluminio que usan la mayoría de las marcas de vehículos son Made in Tijuana?

La firma que los fabrica con mano de obra tijuanenses se llama Prime Wheel de México, que dirigen Henry Chen y Mitch Tung, asentada en la ciudad desde ocho años y se encuentra por rumbos del Cañón del Padre, en la zona Este.

Se trata de una empresa multinacional dentro del giro automotriz, que tiene su sede en Gardena, California. Su inversión en Tijuana fue de 180 millones de dólares.

Los rines de aluminio que fabrica son distribuidos a nivel mundial a marcas como Daimler (Mercedes-Benz), Ford, BMW, Tesla, GM, Nissan, entre otros.

Su producción anual es de aproximadamente 5 millones de rines, y en el proceso participa una fuerza laboral 4 mil 500 empleados directos.

La capital de Baja California, Mexicali, está viviendo una interesante transformación en cuanto a plazas comerciales se refiere, sobre toda al Este de la ciudad.

Una de esas plazas que le ha venido a dar una nueva y refrescante cara es “La Gran Vía”, de los hermanos Carlos y Roberto Gratianne, quienes le metieron una inversión de 35 millones de dólares.

Se encuentra en una esquina estratégica, que es como el nuevo corazón cachanilla, en calzada Cetys y bulevar Gómez Morín, con un concepto dedicado al esparcimiento, a la convivencia y los negocios.

Ahí se pueden disfrutar de elegantes restaurantes como Bodega 8, Aurelios, Cabanna, Seis 5 Bistro, Tavola, entre otros; boutiques, un hotel Holiday Inn Expres, Cinemex Premium, bancos y firmas telefónicas.

Y a unos cuantos pasos, otra plaza ya no muy nueva, pero que también se ha transformado y modernizado gratamente se encuentra Plaza San Pedro, con restaurantes, cine y comercios, todo de muy buen nivel y de agradable ambiente.

Ya no se puede decir ahora que lo único que tiene Mexicali es la plaza La Cachanilla.

Bien por los mexicalenses.