Hedonismo sostenible

Por Juan José Alonso Llera

“No es lo que tenemos, sino lo que disfrutamos lo que constituye nuestra abundancia”

Pareciera que hablar de hedonismo y sostenibilidad son dos términos que se contraponen, o más allá puede sonar a un oxímoron, pero resulta que hoy más que nunca pueden ir perfectamente de forma armónica. Consideramos que el hedonismo es la creencia de que el placer, o la ausencia de dolor, es el principio más importante para determinar la moralidad de una acción. Las personas hedonistas viven disfrutando de los placeres y evitando cualquier cosa que pueda causar dolor. El hedonismo actual se ha quedado con el sexo, la belleza física, la comida, las drogas y los vicios. Se intenta vivir la vida al máximo, con relaciones interpersonales ocasionales y ligeras, sin detenerse a mirar al vecino, menos aún al pobre o al impedido.

En resumen, es la tendencia en la búsqueda de placer y bienestar en todos los aspectos de la vida. Por ende, la sostenibilidad hedonista propone ser responsables con el medio ambiente, sin tener que perder calidad de vida. La sostenibilidad hedonista es un enfoque de diseño y construcción que busca ser responsable con el medio ambiente sin perder calidad de vida. El término fue acuñado por el arquitecto danés Bjarke Ingels, quien afirma que la idea es resolver problemas ambientales de una manera que conduzca a construcciones cómodas y útiles para las comunidades. Por ende, la sostenibilidad hedonista propone ser responsables con el medio ambiente, sin tener que perder calidad de vida. Además, demuestra que la arquitectura y el diseño pueden ser económicamente rentables y sostenibles a la vez.

La arquitectura sostenible es un enfoque de diseño y construcción que busca reducir el impacto humano en el medio ambiente y promover un futuro más sostenible. Se basa en la utilización de materiales ecológicos, la eficiencia energética y la adaptabilidad a las necesidades cambiantes de los usuarios y el entorno.

Los principios que sigue son:

  • Sustentabilidad social (satisfacción, creación de empleo, generación de beneficios locales, participación comunitaria)
  • Sustentabilidad económica (beneficios directos e indirectos, minimización de costos)
  • Sustentabilidad medioambiental: a nivel de ecosistema: minimizar residuos, emisiones.

¿Cómo lograr la sostenibilidad en la arquitectura?

Claves de la arquitectura sostenible

  • Iluminación natural
  • Limita el uso de energía convencional
  • Aplicar energías renovables
  • Apuesta por las materias primas locales y reducción de contaminantes
  • Reutilización de materiales
  • Tener en cuenta el clima local
  • Disminuye el uso de agua

El principal objetivo de la construcción sostenible es reducir al máximo posible el impacto ambiental y promover la eficiencia a lo largo de todo el ciclo de vida de un edificio.

Definitivamente hoy y siempre debimos considerar vivir bien, respetando el entorno, pero no tiene que ser un sacrificio, ni limitar nuestra calidad de vida. No le tengamos miedo a romper esquemas e impulsemos la pretecion del medio ambiente, minimizando los impactos negativos y compensando para llegar a la neutralidad ambiental y si podemos generar en positivo. Hay que salvar nuestra existencia en el planeta y dejarles una mejor vida a los que vienen detrás de nosotros.