Hasta un año para hallar empleo los recién egresados

Por Laura Sánchez Rivas

Las cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del segundo trimestre de 2013 muestran que en el País, contar con estudios profesionales no siempre da la seguridad de que tendrán un trabajo bien pagado o afín a la carrera que se estudió.

 

En Tijuana el 32.63% de la población desocupada tiene educación completa de media superior y superior; mientras que el 37.73% de la población desocupada se encuentra entre los 25 y 44 años de edad, es decir la etapa productiva más alta de una persona.

Jorge Robles Contreras, Jefe de formación profesional y vinculación universitaria de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), señaló que en la máxima casa de estudios se ha percatado del problema con el que se topan los nuevos profesionistas, por lo que se ha estado promoviendo el emprendimiento.

Indicó que en promedio los recién egresados tardan entre medio año y un año en encontrar trabajo, comentó que no es tan fácil saber qué pasó con los egresados porque todas las carreras tienen comportamientos diferentes.

En el 2013-1 la UABC campus Tijuana tuvo mil 657 egresados, en el 2012-2 tuvo 2 mil 400 y se espera que para el 2013-2 haya 2 mil 500 egresados aproximadamente. Las cifras varían dependiendo del ciclo escolar pero continúan en aumento.

Que los recién egresados no encuentren trabajo se debe a dos factores, Robles Contreras mencionó que lo primero es qué demanda la economía; y segundo, qué cantidad de alumnos de preparatoria decidieron estudiar qué carreras.

Comentó que ahora hace falta generar un egreso más fuerte de ingenierías, por las demandas del sector, sin embargo estas carreras no son muy populares para los preparatorianos.

Determinó que es necesario romper con un paradigma que se ha venido presentando por muchas generaciones: Los papás envían a los hijos a la universidad para que tengan una mejor preparación y así encontrar un mejor trabajo.

Consideró que lo ideal es que el alumno tenga la iniciativa de ir a la escuela, desde la educación básica pues es un valor que se va a dar a sí mismo para tener éxito en el futuro.

Por otra parte, en la matrícula de la UABC, que cubre un 60% de los egresados en el Estado, la mayoría no han tenido contacto con el sector empresarial, en sus familias son empleados o profesionistas –una gran cantidad de los que entran son los primeros que llegan a un nivel profesional-.

 

Crear emprendedores

Robles Contreras señaló que el paradigma con las carreras que tienen muchos egresados, como Derecho o Administración, es que la Universidad les da herramientas de preparación para la vida, por lo que si no encuentran trabajo en las áreas que estudiaron, la preparación que recibieron les permitirá tener un mayor impacto en sus actividades propias.

Además de cambiar el paradigma de los alumnos y el estudio, otro tema es que el joven se profesionalice porque así participará en la solución de los problemas de la sociedad y no sólo para encontrar un mejor trabajo. El Jefe de Formación Profesional recalcó que el impacto será mayor si es a través del emprendimiento.

El emprendimiento en la UABC se ha empezado a visualizar y a posicionar como una opción que los alumnos deberían de considerar. Apuntó que es necesario que cada profesionista genere la cantidad de empresas que absorban más mano de obra, porque entonces se requerirán más cuerpos directos, más soluciones empresariales y mano de obra.

 

Las carreras con mayor demanda

El secretario del trabajo en Baja California, Renato Sandoval Franco, señaló que en después de la crisis del 2008 se ha notado que la economía en el Estado ha mejorado y el perfil del solicitante de trabajo también, ya no eran personas de 35 años que habían perdido sus trabajos sino recién egresados de universidades o tecnológicos.

“Hablando exclusivamente de los egresados se ha dado una muy buena oportunidad en el clúster aeroespacial y el médico que son los que han estado contratando ingenieros” comentó. También hay demanda en la parte de los recursos humanos y tecnologías de la comunicación.

Subrayó que las Humanidades son las carreras que tienen más dificultades para emplearse, o el salario es más bajo. Sandoval Franco sugirió que otra opción para el profesionista es buscar trabajo fuera de la localidad.

 

Población desocupada en Tijuana 47 mil 332

Con educación media superior o superior 32.63%

Entre los 25 a 44 años de edad 37.73%

 

*No incluye subempleados