“Hasta pronto, máster”

"Siempre estaba al puro tiro, bien informado de todo lo que estaba pasando", comentó Cristina González sobre la visión de Moisés Márquez en temas políticos. Ambos trabajaron juntos en Infobaja. Fotografía: Cortesía Omar Martínez

Por Hugo Fernández Sánchez

Tijuana.- Al recordar a Moisés Márquez, la gente que convivió, trabajó y tuvo relación cercana a él no tarda en hablar de su estilo “campechano” y “dicharachero”, de mencionar su buen humor y sus expresiones: “Máster, dame carnita”.

Pero detrás de esa persona bromista y ocurrente, en el Director Editorial de Infobaja veían y admiraban también a un hombre con gran dedicación a su oficio, poseedor de un afilado colmillo periodístico, en especial lo relacionado a la política. Fue, un apasionado de la noticia.

Moisés Márquez Villegas falleció el 7 de mayo pasado a los 50 años de edad. Unos días después de presentar síntomas del contagio, fue internado al Hospital General de Tijuana el 21 de abril, donde luchó, pero no pudo ganar la batalla contra el Covid-19.

Varios de sus últimos trabajos fueron relacionados con esta pandemia, en especial una serie de paneles en redes sociales con invitados diversos, incluyendo médicos, expertos en industria y colegas periodistas.

Dianeth Pérez Arreola, periodista bajacaliforniana residente de Holanda y colaboradora en Infobaja, participó en una de estas videocharlas a distancia. Ambos laboraron juntos en el diario mexicalense La Crónica.

“Yo entré oficialmente a finales del ’96, porque fue cuando entramos un grupo de aspirantes a reporteros a hacer un curso”, recordó Dianeth. Fue finalmente contratada al iniciar el siguiente año y comenzó a cubrir el Ayuntamiento, mientras a Moisés le correspondía el Gobierno del Estado.

“El ambiente era muy relajado en La Crónica”, comentó. “Todos salíamos de fiesta, todos salíamos a reuniones en las casas o a lugares y al otro día, a trabajar”.

Eventualmente Moisés quedó como jefe de Dianeth y de los jóvenes reporteros del diario cachanilla.

“Era muy bromista, siempre estaba de buenas. Llegaba con su caminadito muy especial a la redacción y nos metíamos a la sala de juntas. No era un ambiente serio para nada”, señaló.

Pero detrás de la aparente soltura, el trabajo era lo primordial.

“Era muy bueno equilibrando la buena relación de amistad, pero manteniendo también el respeto y el orden en el lugar de trabajo, porque a él le tocaba ser el jefe de todos los pollos nuevos que entrábamos y pues estábamos muy revoltosos a veces y muy sinceros”, relató Dianeth.

Visión periodística

Originario de Guaymas, Sonora, Moisés Márquez nació el 15 de septiembre de 1969.

Su pasión por los medios de comunicación se manifestó desde joven, pese a que cursaba la carrera de Ingeniería en Ciencias Marinas. Todavía como estudiante se desempeñó como locutor de radio y no tardó en dar el salto a los medios impresos, primero en periódicos sonorenses, más tarde en La Crónica, de Mexicali.

Gerardo Fragoso llegó a Mexicali procedente de su natal Puebla hace poco más de una década, para continuar su carrera periodística en La Crónica.

Un poco antes, Moisés Márquez había partido a Tijuana para formar parte del proyecto que iniciaba las publicaciones Infobaja y El Informador.

Pero sus compañeros le contaron a Fragoso sobre el legado que dejó Márquez en La Crónica, “en el sentido de que había reconfigurado al periódico, lo había modernizado, había generado mucho periodismo de investigación”.

En un viaje de trabajo a Tijuana finalmente coincidió con él durante un evento. “Con esas referencias, ya particularmente me interesó conocerlo y me acerqué”, dijo. Se presentó y estuvieron charlando sobre la labor periodística.

“Indudablemente que tenía una gran visión periodística, eso lo vi desde la primera conversación que tuvimos”, comentó Fragoso.

“Me quedó claro que los conceptos que tenían mis compañeros en La Crónica que habían trabajo con él, pues eran acertados y que era un hombre con una gran claridad periodística, una visión de los temas importantes, de esa que tienen muy pocos periodistas”, añadió.

“Hay una categoría de periodistas a la que pertenecía Moisés que precisamente tienen como característica principal esta visión de los hechos”, señaló. “Yo le vi una visión muy de 360 grados que le permitía no solamente detectar el foco de las notas y de los temas del momento, sino también ir más allá, ir a fondo, saber qué es lo que motivaba cada uno de estos focos o de estos ejes informativos”.

Admiración y envidia

Esa visión le permitió encabezar al equipo editorial que iniciaba Infobaja y El Informador.

Cristina González Madín sólo conocía a Moisés Márquez de nombre cuando éste le hizo la entrevista para unirse a Infobaja. Y como trabajaron previamente en periódicos hermanos, la confianza entre ambos se generó de inmediato, dijo.

Como coeditora de Infobaja, Cristina trabajó en equipo con Moisés y no tardó en percibir lo mismo que Gerardo Fragoso.

“Lo que más me gustaba de (Moisés) era su instinto en las cuestiones políticas. Siempre, siempre estaba al puro tiro, bien informado de todo lo que estaba pasando. Eso siempre le envidié y admiré”, confesó.

En Infobaja y El Informador desarrollaron publicaciones con un toque distinto, manteniendo la investigación y la denuncia cuando se requería, pero sin caer en amarillismo ni buscar la nota roja.

Moisés estuvo al frente de la parte editorial de Infobaja hasta 2016, cuando se incorporó como coordinador de comunicación en la campaña de Juan Manuel Gastélum, que en aquel entonces buscaba la presidencia municipal de Tijuana.

Fue ahí donde lo conoció Diana Escalante Cázares, actual gerente comercial de Infobaja.

Moisés fue su jefe en la campaña y posteriormente en la administración de Gastélum, pero, “no lo ves como tu jefe, lo ves como a esa persona con la que estás conviviendo todo el día”, dijo ella.

Juntos trabajaron varios proyectos innovadores para el área de comunicación del gobierno municipal, incluyendo “Tijuana te atiende”, un programa de radio que comenzó en Radio Enciso y pasó después a Toño 104.9 FM.

“Era básicamente dar a conocer todos los programas de gobierno, lo empezamos a hacer todos los sábados”, explicó Diana.

Ahí anunciaban eventos, actividades del Ayuntamiento, realizaban entrevistas, enlaces y tenían invitados.

Fue una gran experiencia para ella, indicó. Y la preparó para su trabajo posterior en Infobaja.

Retorno a Infobaja

A finales de 2019, Moisés Márquez regresó a Infobaja con nuevas ideas, algunas de las cuales comenzó a desarrollar en los primeros meses de este año, como fueron las pláticas a distancia con transmisión en vivo por redes sociales.

Dianeth Pérez participó en uno el 31 de marzo pasado, para comparar la situación de confinamiento de Holanda con la de esta frontera. Le dio la oportunidad de saludarlo en persona tras años de sólo comunicarse por redes sociales.

“La verdad es que, después de la noticia (de su fallecimiento), me siento muy tranquila de al menos haber podido hablar con él esa vez del enlace, porque todo había sido a través de mensajes de redes sociales”, comentó. “Me dio mucho gusto hacer ese enlace con él y poderlo saludar, poderle agradecer por invitarme a colaborar en Inforbaja”.

Cristina González recuerda un aspecto más allá del periodístico. “De verdad que si había un papá amoroso y un esposo devoto era él. Siempre estaba hablando de (su esposa) Mirna y de (su hijo) Modesto. A Modesto yo lo conocí una vez que lo llevó (a Infobaja) porque estaba vendiendo hielitos de jamaica y no me acuerdo de qué otra cosa”, recordó. “Emprendedor, o no sé si le metió él la idea, pero estaba muy orgulloso de su hijo”.

Tal y como escribe Daniel Salinas en esta misma edición, Cristina González estaba segura que saldría adelante. “Yo me quedé esperando la crónica de su experiencia superando al coronavirus. Me falló”.

Queda la memoria del periodista y del ser humano. “Hizo muchísimos amigos y muestra de esto es todo el apoyo que en estos momentos mostraron muchas de las personas, todo el equipo que trabajo en gobierno”, dijo Diana Cázares. “Siempre a todos era ‘Hola, qué tal, cómo estás mi máster’, ‘Mi jefazo, ¿qué hacemos?, ¿dónde nos vemos?, ¿un cafecito, un desayunito?’. Siempre muy dispuesto a tenderte la mano”.

Apoyó con información Ilse Casillas Márquez