Hacen posible más caminos

MORELOS.- El Presidente Calderón inauguró la ampliación a cuatro carriles de la Carretera Cuautla-Izúcar de Matamoros, en la que se edificaron también seis pasos a desnivel

El Mandatario aseguró que esta obra reducirá los accidentes en carretera para los once mil vehículos que se estima que circulan por ella.

Además, explicó que esta vía vehicular une a Morelos con Puebla y forma parte del corredor que conecta a Acapulco con Veracruz de modo que, al enlazar al centro con el sur de México, se abren oportunidades para la región sureña, que históricamente ha acumulado un rezago respecto al resto del país.

Subrayó que la carretera, en la que se invirtieron alrededor de 680 millones de pesos, estimulará la llegada de inversión, impulsará el comercio, la venta de productos agrícolas y abrirá oportunidades a la educación.

Además, mencionó que las carreteras generan empleos y estimulan la llegada de turismo, lo que redunda en un aumento de la actividad económica.

Asimismo, el Jefe del Ejecutivo sostuvo que ya iniciaron las obras para ampliar a cuatro carriles la carretera La Pera-Cuautla. Otra obra de importancia en la región es el nuevo gasoducto que llegará a Cuautla, y será útil para el desarrollo de la industria.

Afirmó que, al generar oportunidades de trabajo en la industria, mejora la economía.

Posteriormente, aseveró que las obras de carretera, a lo largo de su administración, permiten afirmar que éste es el sexenio de la infraestructura, pues nunca antes se había invertido tanto en caminos que acerquen escuelas, universidades y oportunidades a tantos ciudadanos.

No obstante, reconoció que una de las principales preocupaciones de los habitantes es la seguridad.

Al respecto, sostuvo que el Gobierno Federal lucha por un México donde todos puedan vivir en paz, y explicó los tres ejes de la estrategia integral de seguridad.

Especificó que el eje más importante es fortalecer el tejido social, pues así se planta la semilla de un mejor país.

El tejido social se reconstruye con diversas acciones, como al construir 105 nuevas universidades; al otorgar becas para que los jóvenes no tengan que abandonar sus estudios, en particular este año se darán un millón de becas adicionales; y al entregar apoyos de programas sociales como 70 y Más, también en las ciudades, o al adelantarlos para ayudar a quienes enfrentan la peor sequía de la que se tiene registro.

Finalmente, el Presidente confió en que al plantar la semilla de un mejor México, se generarán oportunidades de desarrollo y empleo, es decir, un mejor futuro para los jóvenes.