¿Hace usted la diferencia?

Por Gerardo Brizuela

 

La semana pasada, el viernes para más precisión un grupo de Ciudadanos se reunió para accionar a favor de muchos menos favorecidos, más no crea usted que se pusieron a mandar por redes sociales, andares cibernéticos y demás mensajes de me duele México o todos somos xxyy, ni tampoco entraron en acción tapándose la cara y saliendo a complicar el tráfico por decir menos.  Nada de eso, ellos decidieron hace años, si décadas muchos de ellos regalar una fracción de su valioso y PRODUCTIVO así con mayúsculas, Tiempo.

Así en una visión de cambiar destinos, de niños y niñas básicamente,  sesionaron durante semanas, cada martes por meses, para que, así llegada la fecha del 7 de noviembre muchos invitados llegaran al evento que con esfuerzo habían preparado con fines tanto recaudatorios pero al mismo tiempo de convivencia y sensibilización de ayuda comunal. 

Ahora bien, puede usted lector amigo, pensar ¿y yo como puedo hacer la diferencia?, ¿cómo sumarme a cambiar destinos?

Cambiar destinos es sumar poquito, muy poquito de muchos y lograr cosas simples. Le cito 3 que he visto frecuentemente, la primera instalar en cientos de niños, cientos, aparatos de mejora auditiva… Va otra; las operaciones de Labio Leporino que les mejora en mucho su apariencia física y en automático  su autoestima, va la tercera y última decenas de jornadas sabatinas de pintar y reparar en general  orfanatorios, llevándoles  algo de comida,  mejores condiciones, zapatos, ropa pero sobre todo… esperanza de mejorar.

Ahora bien ¿puede usted o no hacer la diferencia? Claro que sí, haga como David Márquez, Juan Santillán, Juan Carlos Caropresi, Luis Berenguer, Germán Méndez,  Esteban Sadurni, Manuel Antillón,  René Medina, Paola Mejia, Patricio  Orozco, René Banda, Fernando Montoya, Julio Sandoval,   Alma Andrade, Guillermo Camarillo, Alberto Trujillo,  Héctor Santillán (el por más de 40 años cada semana), y las valiosas Damas Rotarianas presididas por Estela Flores, quienes se aliaron para bien, si se puede, sin destruir, con Oxxo,  Cadillac, Aceites Bardahl,  Correduría Pública  7 y 17, Syptel,  Proveedores Industriales de equipos y refacciones universales,  Cerveza Tecate, CIE Banco , Scotian Bank  y  Club Campestre, El Florido Parque Industrial, Kim Quezada, y tantas más compañías locales muchas que a bien tuvieron sumar para este proyecto, que dejó algunos cientos de miles de pesos, que sin duda ayudarán.

Amigo lector, súmese, los Rotarios estamos por todo el mundo, aquí en Baja California hace casi 100 años dando de sí antes de pensar en sí, tal como dice la frase que se comparte cada semana. ¿Dónde? Hay sesiones cada semana, al haber en el Estado más de 25 clubes distribuidos, le aseguro que uno 1, sesiona cerca de usted, si unos en la mañana, otros a media tarde y otros por la noche, alguno le puede acomodar, le puedo garantizar que cambiar destinos causa más placer que recibir cualquier premio, le comparto la página https://www.rotary.org/, ya el resto depende de usted, en la casa de la amistad, el Rotarismo ahí lo  esperamos.

Compartir
Artículo anteriorLa Noche de Iguala (43)
Artículo siguienteYa estamos cansados