Gods of Egypt (Los Dioses de Egipto)

Dolor para los ojos

 

Les comparto mi crítica de Gods of Egypt (Los Dioses de Egipto). Aquí tenemos un ejemplo de muchos efectos especiales, que sumados se dicen película. Me hizo pensar en una versión más malita, superficial y exagerada de películas como Clash of the Titans (2010) o Percy Jackson (2013).

Gods of Egypt es la historia del Dios Horus (Nikolaj Coster-Waldau) que pierde sus poderes y su Reyno en una batalla contra su enemigo el Dios Set (Gerard Butler). Motivado por amor, el joven humano Bek (Brenton Thwaites), busca ayudar a Horus recuperando para el las joyas/ojos que son el origen de sus poderes. Ambos unen esfuerzos para salvar a la humanidad y regresar a la vida el amor de Bek, mientras pelean con los diferentes dioses y monstruos que Set envía para destruirlos.

 

No hay mucho que rescatar de este exagerado diseño de producción. Los efectos especiales parecen de videojuego, es decir lo más sobresaliente, es lo que más destaca por estar mal hecho. Demasiado esfuerzo en efectos CGI hacen que no puedas apreciar cualquier otra cosa.

 

No tiene una narrativa coherente o definición de trama. Cada 20 minutos cambia el enfoque del objetivo de la película. Nadie actúa, todos corren, gritan y hacen poses para la cámara. Todos los personajes son típicos diseños de Hollywood para verse atractivos y generar que compremos palomitas. Lástima por la participación de actores como Geoffrey Rush que hace el papel del Dios padre Ra o un nuevo talento como Chadwick Boseman que sale como el Dios Thoth. Se equivocaron de película.

 

Habiendo muchas buenas opciones en cartelera de cine, esta película te la puedes brincar y esperar hasta que la pasen en TV.

 

(Super Recomendable, Recomendable, Poco Recomendable, Nada Recomendable)

 

Mi Calificación: Nada Recomendable

 

Mi Calificación al cine donde la vi: Cinepolis Plaza Galerias = Experiencia Positiva. Todo estuvo bien.