Gira presidencial en puerta 

Por El Informante

Gira presidencial en puerta

Al presidente Andrés Manuel López Obrador le ha dado por las inauguraciones. Apenas recuperado del Covid-19, el mandatario parece retornar con nuevos bríos dispuesto a recuperar el tiempo perdido e intensificar al máximo sus giras de trabajo en donde llueven y lloverán eventos inaugurales por cualquier pretexto.

Este fin de semana el tabasqueño estará en Sonora, Baja California y Baja California Sur, aunque la visita a nuestra entidad será de pisa y corre. Luego de pernoctar en Hermosillo, López Obrador viajará a Tijuana en donde inaugurará las nuevas instalaciones de la Guardia Nacional el sábado al mediodía.

Tomando en cuenta que se trata de un evento sobre seguridad pública, habrá que estar atento a lo que puede decir el presidente sobre la inseguridad en Baja California, cuyos índices se mantienen altos aún con los gobiernos morenistas. Es poco probable que López Obrador toque públicamente el tema de la licencia definitiva de Arturo González Cruz como alcalde de Tijuana, aunque hay quien espera que el evento pueda servir como plataforma para darle el espaldarazo y la bendición a la nueva alcaldesa Karla Patricia Ruiz MacFarland ahora que se confirma, va quedarse hasta el final del periodo.

Será también interesante ver la pasarela de aspirantes a las alcaldías, quienes seguramente irán en busca de alguna foto o alguna señal que pueda interpretarse como visto bueno. Aunque es muy pronto para adelantar vísperas, hay apostadores quienes aseguran que el futuro político de Jaime Bonilla podría estar cocinándose en estos días y que bien podría ser ocupando una posición en el gabinete federal. Veremos.

El retorno de Ramos

Su nombre se barajaba con cierta insistencia para alguna posición legislativa, pero al final del camino, Jorge Ramos Hernández volverá a saltar al ruedo para buscar la presidencia municipal de Tijuana. Lo interesante en este caso, es que Ramos será destapado como candidato por el PRD, por aquello de respetar las formas y el reparto de pastel en la alianza que mantienen con priistas y panistas.

Ramos es un orador persuasivo, con harta experiencia en el ring de la política y será un hueso muy duro de roer para cualquiera que lo enfrente. Esta será la tercera vez que compita por la alcaldía de Tijuana. En 2004 la perdió y en 2007 la ganó.

Ahora se la jugará en una elección de pronóstico reservado en donde su rival a vencer será la candidata de Morena. Incluso al interior del PAN hay no pocas voces que claman para que Ramos sea el abanderado por la gubernatura en lugar de la exMiss Universo Lupita Jones, a quien sólo le falta dar oficialmente el sí para ser anunciada como candidata de la alianza.

Eso sí, al que se le rompe el corazoncito por enésima vez, es al eterno aspirante Jaime Martínez Veloz, quien soñaba con obtener la candidatura a la alcaldía de Tijuana. Como premio de consolación, la alianza le dará a Martínez Veloz la candidatura al siempre codiciado distrito 5.

Van con el PBC

Ya se está sintiendo el calor del proceso electoral y se están definiendo las posibles candidaturas por los diferentes partidos y para los puestos en juego. Y aunque la mayor parte de los reflectores se los han llevado Morena y la alianza opositora, justo es mencionar que están surgiendo otras opciones.

En esta semana el que estuvo muy activo fue el Partido de Baja California, que dio a conocer que el conocido abogado Carlos Atilano Peña será su aspirante a la gubernatura. Atilano Peña, por supuesto, ha sigo un guerrero para diversas causas ciudadanas, especialmente al frente del Consejo de Organizaciones Ciudadanas Independientes, o COCI.

El PBC anunció también que Kathia Bustillos Iturralde sería la aspirante a la presidencia municipal de Tijuana. Kathia es definitivamente una figura que tiene mucho que aportar a esta ciudad, con una experiencia desde lo laboral, incluyendo su tiempo como directora de Televisa Tijuana, así como su labor comunitaria, al frente del Hospital Infantil de las Californias.

Llueven tomas de protesta

La semana pasada le comentábamos en este espacio que con la llegada de la alcaldesa Karla Patricia Ruiz Macfarland irrumpiría en Palacio Municipal una maquinita barredora que se llevaría de encuentro a no pocos funcionarios. Pues bien, la fiebre de renuncias “voluntariamente a la fuerza” está a la orden del día en el Ayuntamiento.

Como era de esperar, el nuevo secretario de Gobierno, Carlos Mora Álvarez, llegó poniendo alfiles en dependencias clave que están bajo su responsabilidad. En la siempre polémica Inspección y Verificación, Mora Álvarez tomó protesta a César Abraham Heredia Rodríguez, mientras que Gabriela Farías asumió como coordinadora de delegaciones.

Elíseo Muro Ruiz se hará cargo de la Consejería Jurídica mientras que Magdalena Escalante entrará a la Secretaría Particular. Por su parte, el recién nombrado secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Pedro Cruz Camarena, ya dijo que habrá mano dura contra los malos elementos y que hará una revisión de los 42 mandos que hay en la ciudad donde podría haber no pocos relevos.

La voz de la experiencia

Claro que una de las primeras renuncias que se dio en el Ayuntamiento de Tijuana fue la de Carlos Murguía Mejía como secretario de Gobierno, pero en su caso fue también para buscar la precandidatura de Morena a la diputación por el quinto distrito.

Sin duda Murguía posee experiencia como pocos aspirantes en esta contienda.

En cargos federales, lo recordamos como subdelegado y luego delegado de la Secretaría de Economía y fue también diputado local en la XX Legislatura, donde presidió la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales, así como la de Turismo, además de que actuó como Presidente del Congreso.

A nivel municipal, además de su desempeño en el cargo que recién dejó, fue regidor del XVI Ayuntamiento.

Fue Presidente Municipal del PRI y presidente de la Fundación Colosio. Se ha desempaño como comentarista en el programa televisivo Análisis, en PSN y, por supuesto, aquí en Infobaja trataba temas políticos en su columna “Observatorio Político”, hasta que se integró al gobierno municipal.

En una era en la que estamos viendo tanto candidato improvisado, Carlos Murguía definitivamente podría aportar lo que a otros les falta.

Reconocimiento de revista

Nuevamente es distinguido Diego Partida, el coordinador general de gabinete en el gobierno de Jaime Bonilla. En esta ocasión, la revista Campaigns & Elections de México lo incluyó en su recuento de los políticos jóvenes más destacados del país.

De apenas 32 años de edad, su labor y presencia se está dando a notar a nivel nacional. Incluso desde antes de que llegara a su actual cargo, Diego había conseguido distinciones por su trabajo. Aquí mismo mencionamos, por ejemplo, el premio Reed Latino que consiguió por su labor en la campaña de Morena en las elecciones estatales de 2019.

Nativo de Guadalajara, Diego llegó joven a Baja California y fue alumno en la Preparatoria Lázaro Cárdenas, para de ahí estudiar Ciencias Políticas y Administración Pública en la UABC. No hay que perderle el ojo, pues figura destacada joven en un partido que también tiene pocos años podría significar un futuro promisorio.

Sin apagones en BC

Ante los apagones que se dieron en el Noreste de México y la suspensión de suministro de gas proveniente de Texas, el tema de la capacidad de almacenamiento de energéticos en las diversas entidades del país se fue a las primeras planas.

Amalia Vizcarra Berumen, quien recién fue reelecta como presidente de la delegación Ensenada de la Canacintra, recalcó que Baja California se encuentra mejor preparado que otros estados de la República gracias a la infraestructura de gas con que cuenta. Recordó que Baja California es uno de los estados conectados a gasoductos en Texas, pero Ensenada cuenta con la única planta de almacenamiento de gas natural, o LNG, en el norte de México.

El almacenamiento de Energía Costa Azul, aseguró la dirigente de los industriales, garantizó energía eléctrica en esos tres días de caos y apagones en otros lugares del país. Además de los contratiempos y molestias para los usuarios domésticos, un cortón de la magnitud que se vivió en otros lugares hubiera significado pérdidas millonarias para la economía estatal, tal y como ocurrió en las entidades afectadas.