Gestión de talento está pendiente en México

Tijuana.- En México, la productividad en el campo laboral es una constante y un tema pendiente para un importante número de organizaciones, pues tan sólo en el último Compendio de Indicadores de Productividad de la OCDE nuestro país se ubica en el penúltimo lugar del ranking, con un puntaje de 19.85 contra una media de 49.90 de los otros 41 países considerados.

Entonces ¿qué acciones deberían de estar realizando las organizaciones en las diversas industrias contra dicho rezago? De acuerdo con la Mtra. Lorena Santana Serrano, Académica de la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad Campus Tijuana, en México se tendría que estar aprovechando el contexto tan ágil y dinámico en el que se vive para adaptarse a las nuevas necesidades de la fuerza laboral, lo que implicaría mirar hacia adentro y reaprender lo aprendido.

“Cada individuo necesita y tiene deseos muy diferentes, y el líder dentro de la empresa, a través de sus diversos equipos de trabajo, tiene que darse a la tarea de evaluar esas condiciones para aumentar la productividad dentro de la empresa”, comparte la académica, donde medir la productividad con base en tiempos y costos de producción es una visión limitada, puesto que se deja en un segundo plano el factor del capital humano y la gestión de su talento.

En este sentido, el Dr. Eduardo Díaz, también Académico de CETYS Universidad, asegura que los cambios a favor de la competitividad y la productividad en las organizaciones solo podrán verse reflejados si quien lidera logra permear el cambio en la organización, es decir, la ampliación del mercado, la reducción de costos y más no podrán verse favorecidos si no se cuenta con alguien capaz de compartir y generar objetivos congruentes.

“Los líderes deben reclutar y mantener personas con perfiles diferentes, generar ambientes donde las personas se sientan cómodas laborando, sin barreras departamentales, valorar los logros y esfuerzos de personas comprometidas, comunicar los objetivos, avances y retos por superar”, puntualizó.

En el caso de Baja California, la actual tasa de rotación es un reflejo de la falta de análisis en la gestión del talento humano, donde las necesidades y satisfacciones que buscan lograr los colaboradores sobrepasan el tema del salario, ubicándolo en un segundo nivel de importancia.

“Las empresas que tienen una menor rotación y mayor retención de talento, son aquellas empresas que justo se enfocan al desarrollo de programas de vida, carrera dentro de las empresas, donde el individuo como tal, es considerado para los programas de crecimiento y de expansión de la empresa”, concluyó.