Gasolina puede ser más barata con etanol

Etanol en la gasolina traería también efectos positivos en el medioambiente. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Por Korina Sánchez S.

Empresas dedicadas a la venta de gasolina en Tijuana podrían utilizar el etanol como aditivo, para mejorar el rendimiento y disminuir el costo por litro de combustible, informó el presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en Baja California, Carlos Rubio Arreola.

Con la entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana 016-CRE-2016, se pretende que con el uso del etanol México se acerque a los parámetros globales de combustibles limpios, con beneficios directos para los consumidores.

Uno de los principales impactos positivos sería un menor precio de la gasolina, hasta por cuatro pesos menos (en Tijuana el costo es de alrededor de 19 pesos por litro de gasolina Premium). Con el uso de etanol (alcohol etílico), se tiene contemplada la reducción de 25 centavos por litro.

“Está sacando la normatividad para el IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios), creemos que le van a poner el impuesto del IEPS antes del IVA, no sabemos qué cantidad”.

De acuerdo al representante del Consejo de Granos de Estados Unidos, Jorge Lerdo de Tejada, el uso de etanol es seguro, ya que se ha utilizado en países como Estados Unidos.

Argumentó que el uso del etanol en la gasolina tendría beneficios no sólo para el consumidor, sino el proveedor del combustible, que podrá ofrecer un producto de mejor calidad y rendimiento.

“El etanol es un alcohol que trae muchísimas ventajas desde el punto de vista económico”, indicó el experto. “En el tema ambiental, el etanol permite reducir las emisiones que hacen el efecto invernadero”.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) creó la norma para utilizar el 10 por ciento de etanol, salvo en zonas metropolitanas de Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México.

“Es debido a la falta de contundencia en los estudios de emisiones que se tienen que llevar a cabo en nuestro país para utilizar el 10 por ciento de etanol”, explicó.

El etanol que se utiliza en la mezcla de combustible tiene especificaciones a cumplir, por ejemplo, de aromáticos y componentes que establece la NOM-016, señaló.

En Baja California hay un laboratorio encargado de vigilar el funcionamiento  de las estaciones de gasolina que venden el etanol como aditivo en el combustible. Pemex anunció que habrá 88 laboratorios para vigilar.

Aplauden competencia

El presidente de la Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones de Servicio (AMPES), Isaías Romero Escalona, destacó la apertura a nuevas empresas gasolineras en México, que fomentan competencia y obligan a mejorar el servicio.

Durante el primer Foro de Información de Energía en México, en el que se trataron detalles legales sobre el uso del etanol como aditivo, subrayó que la modernización de las estaciones es un punto a favor del empresario.

“Hoy el empresario gasolinero puede decidir el modelo de su estación y su oferta de servicio; mantener el diseño tradicional o innovar con estaciones multimodales, que ofrezcan biocombustibles, como el etanol o estaciones de carga eléctrica”, dijo Romero Escalona.

En el foro se plantearon temas sobre seguridad, operación, modernización, cuidados del medio ambiente y requerimientos fiscales.

Impactos en el medioambiente:

– Una mezcla de etanol al 10% de volumen como oxigenante en las gasolinas resulta en emisiones de precursores de ozono

– El etanol propicia una reducción en las emisiones de partículas finas y ultra-finas dañinas para el corazón, pulmones o hígado

Impactos en el sector económico:

– La gasolina mezclada con etanol abrirá nuevas oportunidades de negocio para las empresas del sector energético

– El uso de etanol como componente esencial de las gasolinas contribuye con ahorros de hasta 7% al consumidor en el mundo

– Al ser renovable y producido localmente, su producción impulsará un mercado energético en México

Impactos en el sector social:

– Su producción representa un impulso potencial a la producción agrícola y la agroindustria nacional, con opciones competitivas como son el cultivo del sorgo y la caña de azúcar