Ganaron… porque ganaron

Por Dante Lazcano

Un gane es un gane por donde se le vea. Porque fue de gira, porque fue ante un rival de la conferencia y al final eso ayudará a romper empates, porque en el inicio del segundo cuarto de la temporada se arranca ganando, vaya, porque pese al gran hospital con el que cargan mis Chargers escaparon de Cleveland con un triunfo, que por un momento parecía improbable.

Sin embargo y siendo objetivos, no podemos esperar siempre a que el equipo escapará con triunfos como el del fin de semana, en el que quien cometió los errores fue Cleveland pues hacia el final del partido los interceptaron en zona de anotación y fallaron un gol de campo de 54 yardas cuando casi estaba el reloj en ceros.

Pero por otro lado hay que reconocer que hubo francas mejorías, con una línea ofensiva integrada con dos novatos, un pasador con costillas reventadas y sin el cuerpo completo de receptores, al final fueron capaces de poner la pelota en la tierra y encabezados por Austin Ekeler el equipo terminó con 173 yardas y una anotación, aunque hizo otra saliendo de la bolsa.

Aunque esa mejoría obedeció a que jugaron ante la tercer peor defensiva contra el acarreo y a partir de ahí vino la generación de yardas, de ahí que hasta el chaparrito acarreador hasta se dio el lujo de romper una marca al HOF LaDainian Tomlinson de más juegos combinando anotaciones recibidas y corridas en 8.

Lo que es inaceptable es que, contra un pasador promedio, por no decir malitón como Jacoby Brissett, no le presionaron al grado de dejarlo ver como un súper estrella de la liga, por lo mismo es que les sacó un buen susto al final del partido.

 Al final fue un triunfo de equipo, bien o mal se combinaron las tres fases del juego y como lo dije: lo importante es la palomita en la columna de los triunfos, ahora a pensar en el siguiente partido que será en lunes por la noche ante un duro y complicado rival de división como los Denver Broncos, cotejo que, de ganarse, colocaría al equipo del rayo en una posición que le daría ventajas en diciembre a la hora de los desempates pensando en la postemporada.

Cabeza descanso – Mis picks

Tuvo que pasar un cuarto de la temporada para que pudiera registrar un doble dígito en mis pronósticos, aunque he andado por arriba del 500 de porcentaje, lo cierto es que no eran cómodos mis scores dominicales.

Esta semana terminé con 12-4 tras haber acertado con Chargers, Bills, Vikings, Patriots, Saints, Jets, Bucs, Titans, Niners, Fly  Eagles Fly, Ravens y Chiefs para de esta manera tener un general de 45-34.

La siguiente semana voy con Bears, Niners, Browns, Packers, Colts, Vikings, Bengals, Ravens, Bucs, Rams, Cardinals, Chiefs, Eagles y obviamente mis suertudos Chargers.

Cabeza descanso – Mis dos centavos

Por más obscuro que se vea, siempre habrá luz al final del camino.

Cabeza descanso – Mis otros dos centavos

Si a Tom Brady con todo y sus 7 anillos de campeón, su sonrisa de “wuapapi” y su millonaria cuenta en el banco lo andan divorciando, qué nos puede esperar.