Ganador del Grammy 2020 Antonio Rey visitará el Centro de Artes Musicales

El guitarrista Antonio Rey ofrecerá un concierto íntimo el próximo martes 14. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Valle de Guadalupe.- El guitarrista español Antonio Rey llega a la región con el Grammy a mejor album de flamenco bajo el brazo, para ofrecer diversas actividades donde destaca un concierto a beneficio del Programa Redes 2025 del Centro de Artes Musicales (CAM), una clase maestra, también en el CAM y un concierto más en Valle de Guadalupe.

Emocionado por los compromisos venideros invitó al público a sumarse para apoyar la labor que realiza la Fundación de Artes Musicales a través del Programa de orquestas y coros comunitarios Redes 2025 y recordó que su producción galardonada con el Grammy 2020: Flamenco sin Fronteras, fue inspirada en una visita anterior a nuestra región, admirando el gran dinamismo y siendo creyente de que tanto la música como las personas no tienen fronteras.

El concierto en apoyo al CAM se realiza gracias al apoyo de los amigos de la Fundación de Artes Musicales: Probien, Maricarmen Castellanos y Sergio Arturo González.

Un dato curioso de Antonio Rey, es que su amor por la guitarra lo desarrolla en México a temprana edad acompañando a su padre quien lo apoya para presentarse en diversos lugares de Trova o Flamenco.

Sobre Antonio Rey, Un Artista Apasionado

Antonio Rey es uno de los guitarristas de mayor proyeccioìn de la actualidad, avalado por premios en los concursos maìs importantes de flamenco, siendo Premio Nacional de Guitarra 2010, como anteriormente lo fueron Paco de Luciìa, Vicente Amigo o Paco PenÞa. Hechos que hicieron que Gerardo Núñez se fijase en el joven tocaor, producieìndole su primer disco A través de ti.

Antonio Rey también es un guitarrista original, diferente, inspirado y sorprendente, como demuestra en su álbum para EMI Music, Colores del Fuego (2011).

Ha colaborado con grandes artistas de la muìsica, como son Estrella Morente, Tommy Emmanuel, Vicente Amigo, Nishat Kahn, Manuela Carrasco, Farruquito o Rafael Amargo, habiendo aparecido en Festivales y salas como el New York City Centre, Festival Internacional de Jazz de Montreal, Festival de Jazz de Madrid, Festival Flamenco de Monterrey, Moscow Performing Arts Center, Festival de Flamenco de Nimes, Festival de Jazz de Barcelona, Festival de Flamenco Mont de Marsan, Festival de Flamenco de Jerez o Bienal de Flamenco de Sevilla.

Ha compartido escenario con Paco de Lucía en numerosas ocasiones

Publica el álbum Camino al Alma en mayo de 2013. En Arco de Santiago, unas bulerías trepidantes y rebosantes de virtuosismo y originalidad, Antonio Rey cuenta con la colaboracioìn del cantaor Diego El Cigala además de aportaciones de Miguel Poveda, Josemi Carmona y Chaboli. Grabado en el flamenquiìsimo barrio de Santiago, en Jerez de la Frontera, el tercer disco de Antonio Rey significa una nueva evolucioìn hacia la madurez musical.

Tras la desaparición del maestro Paco de Lucía, Antonio Rey forma un cuarteto al cual se junta con frecuencia el bailaor gitano “Farru” para rendir homenaje al gran maestro en espacios como el Teatro Philarmonie de París.

El album “Dos Partes de Mí”, ve la luz en 2017, hace referencia a su origen flamenco y su destino paralelo como músico universal. En este disco, no solo reúne a compañeros y paisanos, sino que abre con el tema homónimo, grabado en Jerez, que cuenta con la colaboración estelar del camerunés Richard Bona.

Además de honrar a sus grandes inspiradores Paco, Vicente, Riqueni y Moraíto Chico, “Dos partes de Mi” pretende recoger en lenguaje flamenco, la sutil belleza del bolero, en el que nos acarician el llanto de las cuerdas de Bernardo Parrilla y el quejío inconfundible de Diego el Cigala. Está presente el espíritu “morao” en la Soleá. El regocijo del amor también encuentra sitio en la Rumba que dedica a “su Luisa”.

El insólito mundo sonoro de Antonio Rey es un lugar donde se encuentran la rigidez de la tradición jonda y la soltura expresiva del jazz, donde se abrazan Andalucía y Africa, donde un picado apuñala el alma mientras una falseta sosiega el corazón, donde los tonos se difuminan y luego se sacan a relucir, donde conviven armonía y compás, donde reina la libertad.

Defensor acérrimo de la tradición de la guitarra en solitario, Antonio se mueve con soltura entre Taranta, Soleá y Guajira. Se unen Makarines para recordar algunas vivencias del anterior CD “Camino al Alma” para culminar con “Idolo”, en el que Farruquito enciende el entorno con un zapateado brillante. Antonio Rey se corona como Midas de su esfera musical, para enriquecer a los presentes con su cofre del tesoro, que es su guitarra.