Gambito de Dama

Por El Recomendador

Por fin este 2020 nos da una serie norteamericana muy recomendable. Gambito de Dama (Queen’s Gambit) gira alrededor de un gran amor al ajedrez. La serie con siete episodios de una hora está merecidamente nominada para premios internacionales y con la actuación magistral de Anya Taylor-Joy que relata de una niña rechazada por su madre que muere en un accidente en la carretera y termina en un orfanato donde el conserje la enseña a los nueve años a jugar ajedrez.

Este juego se convierte en la obsesión de la vida de la niña a la que en los sesenta se le daba como a muchos niños pastillas tranquilizantes de las que es preciso liberarse para poder tener éxito como ajedrecista.

El relato presenta el contraste entre una genialidad obsesivo-compulsiva y la amenaza de locura a la que suelen enfrentar algunos genios. Esta joven ajedrecista oscila entre la tendencia a la adicción a las pastillas, al alcohol y a encerrarse en sus propias obsesiones.

Vive en la sexta década en la que en algunos lugares se abusó de los tranquilizantes que se proporcionaban a los niños y que por fortuna hoy está abolida. Vive sus retos en una sociedad individualista que afortunadamente es vencida por la solidaridad nacida de la hermandad que crea el amor al ajedrez y los retos de la guerra fría. Mientras los ajedrecistas soviéticos eran ayudados y trabajaban en equipo en los certámenes, los norteamericanos no la hacían hasta que se dieron cuenta del valor de la solidaridad.

También se presenta en la novela que da base a la serie el conflicto de la discriminación de las mujeres ajedrecistas y la heroína parece que intenta superar este estereotipo misógino.

No faltan críticos que ven inflada, al final del relato, ciertos aspectos hacia el desenlace. También se cuenta el problema de las adopciones no debidas al amor sino al deseo de superar artificialmente los problemas matrimoniales. Prevalece, sin embargo, el amor entre la adoptada y su madre adoptiva. También pueden criticarse la visión que de los mexicanos se presenta en uno de los episodios.

Lo más destacado es cómo el relato mete al espectador en la pasión prodigiosa que se da en los torneos ajedrecísticos y destaca el amor de los rusos que masivamente cultivan este arte y deporte en los parques de Moscú.

En general la crítica elogia la manera como esta historia captura al espectador y sublima el amor por el ajedrez. La actuación de la protagonista pelirroja nunca deja de ser apasionante.