From Babson…

Por Juan José Alonso Llera

Ser profesor es de las cosas que más disfruto en la vida, esto lo puedo resumir de manera muy simple: Conozco e interactúo con gente muy interesante (casi toda), viajo a muchas escuelas en el mundo (creando un networking global), descubro nuevas amistades y futuros socios, también me obliga a prepararme y ser mejor día con día, y en algunos casos me da de comer.

Así que en este tenor me puse a escribir en el vuelo de regreso de Boston, para compartirles lo más importante de lo aprendido en Babson College, donde asistí al SEE (Symposium For Entrepreneurship Educators).

Primero, ¿Quién es Babson?, es la mejor escuela de emprendedores del mundo (por 23 años consecutivos). Funciona con muy pocas reglas, pero bien aplicadas, que ayudan a que las personas saquen todo el talento interior sin ninguna restricción, privilegiando la capacidad por encima de géneros, razas, religiones y demás “diferencias”. Éramos 65 profesores de 15 países trabajando como un equipo bien integrado, en una semana súper intensiva. 

Así que regresando a México no hay que inventar el hilo negro, hay que copiar y tropicalizar las mejores practicas.

La metodología principal llamada: “El emprendimiento de pensamiento y acción” (ET&A), esta centrada en 4 puntos que marcan el espíritu de esta disciplina, enfocada en actuar, aprender y construir.

1. Start with what you have, not what you need

2. Don’t spend time finding you, create yourself

3. Don’t be the best at what you do, be the only

4. Action trumps everything!

Así como los ven, están acuñados y tatuados en la mente y en el actuar de toda la comunidad emprendedora, créanme no son de dientes para afuera como otros que conocemos, ellos los viven día con día. Hay cientos de definiciones o de elementos que detallan al emprendedor, pero me quedo con las cinco puntas de una estrella: Compromiso, Energía, Conocimiento, Red de contactos y mucha Pasión en  tu proyecto. De verdad no hay nada que te garantice el éxito, pero como siempre digo: “Te ayuda mucho a minimizar los fracasos”.

Este es otro punto neurálgico del emprendimiento: ¿Cómo reacciona la gente ante el fracaso?, aquí tienen una respuesta muy simple: Es el camino donde tengo que aprender para lograr mi objetivo final, donde solo hay tres alternativas.

– Vivir con él

– Olvidarlo

– Aprender de él

Tú decides cómo lo tomas, te recomiendo concentrarte en el aprendizaje. También me traje unos consejitos para enfrentarlo mejor y poder capitalizar las “fallas”.

– Trata lo antes posible, para qué esperar

– Trata más a menudo (iterar para lograr), para minimizar el costo

– Falla rápido, para empezar lo antes posible el siguiente esfuerzo

– Falla de manera inteligente, para que aprendas de este esfuerzo adicional

– Fallar es una oportunidad para tener un nuevo comienzo por encima de ser el final

En resumen la acción emprendedora es un tema serio, metódico, innovador, no es cosa de esos iluminados que están de moda promoviendo fama y fortuna. Tampoco es la labor de un día que te inspiraste por la mañana y ya la hiciste, requiere disciplina y la creación de un ecosistema que tenga recursos, infraestructura (la pongo en español, sino me recuerda a EPN), stakeholders y deseo de cambiar a la comunidad o a un país entero.

PD. También comí de maravilla, es de las pocas escuelas donde tienen servicio y cocina extraordinarios. www.babson.edu.