Formas de celebrar el Día del Niño en casa

Trabajar en la cocina en familia es una buena actividad para este día. Fotografía: Cortesía Ana Laura Martínez

Por Eric Moya/Especial para Infobaja

El psicólogo Eric Moya nos comparte algunas sugerencias para este Día del niño en resguardo domiciliario:

El 30 de abril suele ser un día en el que los parques están llenos, los centros comerciales saturados y la ocasión donde los pequeños disfrutan a lo grande

Pero este año no va a poder ser así. Este día del niño, las familias no podrán salir, reunirse o realizar esa fiesta escolar que muchos esperan.

Estas limitantes podrían ser un gran impacto en la salud emocional y psíquica de los niños, si no se les brinda estructura adecuada, actividades a realizar para no aburrirse, mantenerse activados y motivados, así como si no se les expresa de la manera adecuada la situación.

A todos los niños se les tiene que explicar que estamos en contingencia y la mejor manera es ser honestos.

Pero debe usarse el lenguaje del menor, siendo correspondiente a su edad y grado de comprensión, exponiendo que estamos tomando cuidados para no enfermarnos y estar sanos, así como que estas medidas significan no salir a la calle porque otras personas podrían estar enfermas; que algunas de estas personas están en sus casas descansando para reponerse; que debemos cubrir nuestra boca y nariz, porque la mascarilla atrapa a ese “bichito” que nos puede hacer daño o puede hacer daño a los demás; que necesitamos lavamos y desinfectamos nuestras manos y todo lo que entre a la casa para no dejar que el coronavirus se cuele y nos enferme.

Cuando saturamos a los niños de información exagerada, difícil de comprender, incompleta o fuera de su nivel, damos pie a que se malinterprete y/o vuele su imaginación, alterando la percepción en su cabeza.

Esto genera en el menor, cambios de humor, alteración en el sueño, sentimientos de angustia o desagrado, que, si no son bien acompañados, podrían evolucionar a fobias, trastornos obsesivos o emocionales como trastorno de ansiedad o depresión.

Pero no todo tiene que ser pesimista o negativo. Durante las sesiones terapéuticas en línea con los papás, los psicólogos han logrado rescatar la oportunidad que representa esta cuarentena en casa con los niños para contactar con ellos, conocer sus gustos, intereses, motivantes, temores, dificultades y hasta los desagrados.

Una recomendación principal es el disfrutar estar en compañía de la familia por medio de una estructura clara, donde se conozcan los tiempos y áreas de trabajo, donde se les involucre en la toma de decisiones como la película a ver, en la preparación de los alimentos a consumir y hasta en las consecuencias de realizar o no, sus deberes del hogar, académicos y de convivencia sana en la casa.

Celebrar el Día del niño podría ser una situación de desahogo para ellos, libre de deberes no prioritarios, donde se les permita olvidarse de lo que ocurre fuera de sus casas, donde la estructura se vuelva flexible y de oportunidad al disfrute, las risas y la diversión en familia.

Celebrar en casa significa brindarle lo que nuestras posibilidades y medio lo permitan: Acondicionar un cine con casa con sus películas favoritas, crear una casita de almohadas en la sala, hornear un pastel en casa o una gelatina, jugar y hasta inventar juegos de mesa, mojarse en el jardín, disfrazarnos o que ellos se disfracen de su personaje favorito, jugar a ser un miembro de la familia diferente al nuestro; permitirles experimentar y crear cosas con materiales de la casa; pero sobretodo fomentar la diversión en familia, crear un recuerdo especial del día del niño en confinamiento, tanto para los peques como para los adultos.

El autor es licenciado en psicología clínica, evaluador y psicoterapeuta, con experiencia laboral en el colectivo Roques, el Centro psicopedagógico Pasitos y el Hospital de Salud Mental de Tijuana.