Fomentan la paz cruzando la frontera

Nonhlanhla Wanda y Sharon Katz iniciaron este movimiento en Sudáfrica. Fotografía: Centro de Artes Musicales

Por José Alfredo Jiménez

Tijuana.- Fomentar la paz y unión entre razas y culturas como una sola fue el objetivo del movimiento “The Peace Train Trascending Borders”, realizado por las activistas Sharon Katz y Nonhlanhla Wanda en conjunto con Promotora de las Bellas Artes AC.

Alrededor de cien voluntarios adolescentes y adultos, provenientes de diferentes países partieron de San Diego y cruzaron la frontera para acompañar a las activistas en una caminata rumbo al Centro Cultural Tijuana (Cecut) y encontrarse con otros cien jóvenes tijuanenses para unirse y realizar una presentación musical en dicho recinto.

The Peace Train es un movimiento internacional que comenzó en 1992 en Sudáfrica para ayudar a Nelson Mandela -quien tenía apenas un par de años de haber sido puesto en libertad tras 27 años como preso político- a derribar las barreras de la segregación racial, formando un coro juvenil multicultural de 500 voces.

Este proyecto fue creado por Sharon Katz y Nonhlanhla Wanda, dos mujeres que se opusieron al apartheid y que han llevado a cabo, por más de 25 años, proyectos con diversos grupos alrededor del mundo para cantar en armonía como una sola raza humana.

Sharon Katz, Nonhlanhla Wanda, su banda y el coro multicultural se reunieron primero del lado estadounidense para llegar en caravana a la garita de San Ysidro y cruzar la frontera.

Ahí fueron recibidos por los jóvenes de Promotora de las Bellas Artes y los integrantes del programa Redes 2025, para ir en un “desfile de solidaridad” a las instalaciones del Centro Cultural Tijuana.

Entonaciones de canciones alegres y llamados a la unión y la paz ambientaron el recorrido para llevar el mensaje a los transeúntes de la zona.

A mediodía, los sudafricanos, estadounidenses y mexicanos integrantes del coro ensayaron juntos por primera vez para prepararse para su concierto de unidad, amistad y paz.

Juegos, bromas y dinámicas constituyeron las actividades previas a la presentación, donde los jóvenes convivieron y formaron lazos de amistad con personas de otras partes del mundo.

En la tarde, el grupo multicultural realizó su presentación en la explanada del Cecut, para entonar el mensaje proveniente desde Sudáfrica.

Diversas canciones, incluyendo piezas mexicanas como Cielito Lindo y La Bamba, se escucharon a lo largo de la tardeada internacional en donde se mezclaron con piezas de diversos géneros, incluyendo el jazz, así como ritmos africanos para alegrar a los asistentes que abarrotaron la explanada.

La activista Sharon Katz se congratuló del evento realizado en Tijuana, pues consideró que fue “hermoso” haber unido voces y corazones en la frontera de México con Estados Unidos.

Agradeció además a todas las personas que se sumaron para que The Peace Train se pudiera hacer realidad.

“Fue uno de los momentos más gratificantes de nuestras vidas. La caravana a través de la frontera, los trabajos, el ensayo y el concierto fueron hermosos, positivos, ‘empoderadores’ y un verdadero testimonio del poder del amor y la música”, dijo. “Agradecemos a las familias, los jóvenes, los músicos, pero especialmente a Marilyn Cohen y al equipo de The Peace Train, Alida de Cervantes, Daria Abreu Faraud y el equipo de la Promotora de la Bellas”.