¿Feliz año nuevo?

Por Lucy Ocaña

¡Feliz Año Nuevo! Esa es la expresión clásica para saludar a los amigos y familiares, al llegar la media noche del 31 de diciembre, porque estamos dando la bienvenida a un nuevo año. Este 1ro. de enero no fue la excepción y los mensajes en las redes sociales fueron en ese tenor; creo que más por costumbre que por verdadero convencimiento. Y es que después de las últimas noticias del mes de diciembre, pocos, muy pocos creen verdaderamente, que será Feliz.

El nuevo año fue recibido en la Cd. De México, con manifestaciones y bloqueos de algunas carreteras importantes del centro del país, para oponerse “al gasolinazo”.

En Baja California, hubo una protesta el sábado 31 de diciembre en Tijuana, para oponerse al aumento al costo de la gasolina, a la ley de “la privatización del agua” al aumento del predial, del alumbrado público y al aumento de todos los pagos de derechos y tramites en el Ayuntamiento de Tijuana.

De acuerdo al pronóstico de los analistas financieros, 2017 será un año muy difícil para la economía de los mexicanos, en virtud de la liberación del precio de la gasolina, que provocará aumento de precios en general, pero también por el “deslizamiento” de peso, que esta susceptible a  los acontecimientos internacionales. En nuestro Estado le sumamos los aumentos propuestos por los Ayuntamientos para incrementar el pago del impuesto predial, del alumbrado público, de trámites y derechos, todos aprobados por la mayoría panista en el Congreso.  Y la señalada de inconstitucional “Ley de privatización del agua”.

Todos estos incrementos, algunos que tratan de justificarse y otros que son inadmisibles, lo único que han provocado es un mayor rechazo del pueblo hacia el gobierno. Todavía no iniciaba el año y ya había manifestaciones en contra; el día de hoy (martes 3) nos enteramos que en Playas de Rosarito está bloqueado el acceso a los camiones de traslado de gasolina y también bloqueada la carretera transpeninsular.

Desconozco si estas movilizaciones son espontaneas, organizadas únicamente entre ciudadanos afectados y hartos de decisiones alejadas del pueblo, o si por el contrario, hay partidos políticos y organizaciones afines, capitalizando el descontento social.  Y contrario a lo que puedan decir, es válido. La oposición siempre tomara los “errores” del gobierno emanado de otro partido, para hacerlo bandera y sumar simpatías.    

Lo que no alcanzo a asimilar es que el Partido en el poder esté tomando decisiones, que quizá tengan que ver con una política económica y un compromiso global, pero que le está valiendo la antipatía popular… ese pueblo que fue el que con su voto lo llevo al poder; pero no solo eso, sino que por los hechos en otros países, están demostrando que no funciona y que el pueblo insatisfecho y molesto está regresando a dar el apoyo a los políticos anti-sistema.  O el PRI y el PAN son muy buenos para seguir instrucciones, o son miopes, o de plano lo que diga, piense y haga el pueblo “les vale”. Claro que también podría ser, que hay una elite egoísta que forma parte de negocios que requieren esas decisiones para poder ser ellos (ese grupo “selecto”) los únicos beneficiados.

Pues tristemente así empieza este 2017- Sin embargo, nunca olvidemos que la actitud personal es la que determina nuestra paz y felicidad. Con salud, con el amor de la familia, con los amigos, con trabajo… siempre podremos sortear obstáculos  y seguir adelante. Que este año venga en lo individual, con muchas bendiciones. ¡Feliz Año Nuevo!