Federalismo

Por Carlos Murguía Mejía

El bien Jurídico  a tutelar en una elección democrática es otorgarle al ciudadano la certidumbre de la gobernabilidad por parte del Estado y que el receptor de esa conducción de gobierno, sea en los términos de certeza, atento a lo que dispone la Constitución General de la República y las Leyes electorales en favor del gobernado. El Estado mexicano, es republicano, federal, popular, representativo y laico. Es Pacto Federal, en el que quedan constituidos los Estados en una república.

La soberanía reside esencialmente en el pueblo y quienes la detentan, son por el voto libre universal y secreto; dicha representación, en los funcionarios de elección popular de la Federación, Estado y Municipios

Es claro, que el Estado es laico en virtud de que la orientación de gobierno no puede ni debe llevar ningún sentimiento de religiosidad atento al evento histórico desde las Leyes de Reforma, en nuestro País. Capítulo histórico superado.

La historia nos ha enseñado, que la tentación de desbordarse en atribuciones insanas de la federación y/o centralismo en contra de los Estados es una práctica perniciosa y ha sido además conducta recurrente y le voy a explicar por qué: en la elección del Lic. -e innombrable- Carlos Salinas de Gortari, éste perdió la presidencia frente a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; sin embargo, el Partido Acción Nacional, en una clara concertación declaró que el triunfador era el innombrable y por supuesto a cambio de este apoyo de legitimación mediaron beneficios políticos y económicos. Ante la frustración evidente de CSC, y a fin de provocar un sisma político, retiró de las gubernaturas de este País, a 22 gobernadores electos constitucionalmente por la mayoría popular de sus ciudadanos sin importarle esa voluntad expresada en las urnas; la irrupción de las soberanías estatales fue violentada, masacrada y humillada y el PAN, guardó silencio ya que fue copartícipe de esas arbitrariedades.

¿Quién no recuerda el triunfo de Ramón Aguirre Velásquez, en Guanajuato en 1991, y ante el estupor de toda una nación se impuso a Carlos Medina Plasencia; y por qué Medina que era del PAN y no otro de diverso partido? Ya le habían entregado a Ramón Aguirre su constancia de mayoría y nada valió. Fausto Zapato Loredo, a 14 días de ejercer el cargo de gobernador también fue retirado abruptamente e impusieron al Ing. Gonzalo Martínez Corbalá. Ahí, también imperó la concertacesión.

Y hoy que el Congreso de Baja California, hace valer su soberanía sin contravenir el Pacto Federal, y en una absoluta y plena libertad de Autonomía donde se amplía el término de duración de gobierno no les parece lo correcto y voces en contrario descalifican sin conocer a fondo la circunstancia de Baja California.

El pueblo de Baja California, siempre tuvo opción de escoger candidato y lo hizo mayoritariamente; no eligió a un gobernador ni interino ni sustituto, y queda claro que la resolución jurisdiccional legislativa no contraviene las estipulaciones del Pacto Federal (Art. 41). La representación de los Legisladores en Baja California, fue axiológica, ello implica que el llamado representante puede actuar de conformidad con lo que considera políticamente oportuno con vista a las circunstancia. Es claro que la representación soberana fue de orden axiológico dándole realce a la naturaleza del Pacto Federal sin violentarla y así pues, las entidades soberanas locales, que son parte de la unión, deben expresar virilmente nuevas formas que sacudan y cambien la estructura como un sano ejemplo para el fortalecimiento del federalismo mexicano.

Digno de comentarse el voto particular que emitió la Ministra Olga Sánchez Cordero, en las acciones de inconstitucionalidad 39/2006 y sus acumulados 40 y 42/2006 promovidas por diversos Partidos Políticos en contra de la LXX Legislatura del Honorable Congreso del Estado de Michoacán de Ocampo y del Gobernador Constitucional de la propia entidad. El gobierno de transición es aquel que se logra para empatar una elección pero lo fundamental es que el Congreso de la Unión tendrá, forzosamente que estudiar el fondo del negocio, no argumentar sobreseimiento, falta de legitimación, falta de representación etc. No, hoy no, el fondo del asunto está en el estudio axiológico del Congreso Local.