Fallecen dos sacerdotes de Tijuana

Tijuana.-  La Arquidiócesis de Tijuana informó que este fin de semana fallecieron dos sacerdotes en esta ciudad: Monseñor Arturo Reyes Herrera, quien a sus 87 años estaba retirado del ejercicio ministerial en una capilla al cuidado de unas religiosas, y el presbítero Salvador Carasa Escobedo, de Misionero del Espíritu Santo, de 84 años, quien realizaba su ministerio en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, en La Mesa.

El Arzobispo metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz celebró la misa de exequias de Mons. Reyes el domingo 22 de junio a las 9:00 a.m. en la Parroquia Señor de la Misericordia. Y el lunes 23 de junio durante la mañana también celebró la misa de exequias del Padre Carasa en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, La Mesa.

Mons. Reyes nació en Panindicuaro, Michoacán el 7 de junio de 1927, y realizó sus primeros estudios con los Misioneros del Espíritu Santo en Guanajuato y los continuó en el Distrito Federal.

Fue ordenado sacerdote por el Obispo Don Alfredo Galindo Mendoza el 1 de noviembre de 1952.

Las parroquias donde estuvo fueron: la Catedral Ntra. Sra. de Guadalupe, Ntra Sra. de San Juan de los Lagos en Tijuana; Inmaculada en San Luir Río Colorado, Son. Y fue párroco en distintas parroquias en Mexicali durante 15 años, y fundó la Casa de cuna y el orfanatorio Pacelli.

También estuvo en Tecate en la P. Ntra. Sra. de Guadalupe. Posteriormente en Tijuana estuvo en las parroquias: Santa María Estrella del Mar, Ntra. Sra. de la Asunción, Señor de la Misericordia, Ntra. Sra. de la Paz, San Juan Bautista.

Además fue catedrático en el Seminario Diocesano de Tijuana, Vicario General en Mexicali, consultor diocesano, entre otros cargos. Y el 4 de noviembre fue honrado con el título de monseñor por su Santidad Juan Pablo II.

El Padre Carasa nació en Jerez, Zacatecas el 13 de diciembre de 1929. Estudió la Filosofía en el seminario de los Misioneros del Espíritu Santo en el Distrito Federal y la Teología en Roma, Italia obteniendo la licenciatura en Teología Dogmática en la Universidad Gregoriana y una especialización en Teología Pastoral en la Universidad Lateranense.

Fue ordenado sacerdote en Roma, Italia el 28 de diciembre de 1959 por el Obispo de Kian, Don Gaetano Mignani.

Por primera vez llegó a la Diócesis de Tijuana el 14 de febrero de 1961.

En el Seminario Mayor fue profesor y ecónomo de 1961 a 1964, y posteriormente realizó su ministerio en Guadalajara, Mazatlán, Los Ángeles y Oxnar, California.

También fue Director oficio catequístico de 1965 a 1967 y Vicario Episcopal de 1968 a 1970 en la Diócesis de Mazatlán.

Descanse en Paz.