Expone el Cecut obra de Manuel Rodríguez «Varrona»‏

TIJUANA.- “Evolución de Tijuana”, proyecto para el mural que el maestro Manuel Rodríguez “Varrona” pintó en el Palacio Municipal de esta ciudad, es la pieza del mes que se exhibe en el vestíbulo del Museo de las Californias del Centro Cultural Tijuana.

De acuerdo a información de un comunicado de prensa, se trata de un acrílico sobre tela, realizado por el maestro Varrona en 1989 y que pertenece a la colección permanente del Cecut, el cual se encuentra en exhibición acompañando la exposición del maestro Joel González Navarro que ocupa la parte central del vestíbulo del edificio principal de la institución.

A Varrona se le atribuye participación en la que es, quizás, la primera peña artística de la ciudad, el Círculo de Arte y Cultura, fundado en 1959, en donde coincidió con Joel González Navarro y Benjamín Serrano, entre otros pintores de la región.

Varrona estudió en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, en la Ciudad de México, antes de radicar en Francia durante dos décadas. A finales de los años ochenta, de regreso en esta frontera, se adhiere al Grupo Centenario, mancomunado a Manuel Escutia y Felipe Almada.

En su trabajo, el artista reconoce permanencias, como la del simbolismo o la entropía. Su obra es figurativa, un constante ofrecimiento plástico, a veces irónico, a veces complaciente, al que añade siluetas de cierto erotismo inocultable que remiten “a entornos cercanos al vouyerismo”, señala la cédula de ésta que es la pieza del mes en curso.

En 1989 se inauguró el actual Palacio Municipal, como parte de un proyecto destinado a urbanizar la zona del río, y allí el maestro Varrona pintó su mural “Evolución de Tijuana”, cuyo boceto se expone ahora en el Cecut.

“El mural facilita una lectura cívica y aglutinadora. Abunda la iconografía tijuanense: el mito fundacional, el episodio de los Flores Magón, los defensores, la postal de los años treinta, el Jai Alai” y otras imágenes emblemáticas de la ciudad y, por ello, fácilmente reconocibles.

Las figuras de “Flores Magón y Cárdenas aparecen en una narrativa estrictamente local. Luego, el vicio y el Casino destruidos –en el espíritu de la tijuaneidad de Rubén Vizcaíno– hasta llegar en el centro [del cuadro] a una interpretación idealizada del ‘progreso’: el Centro Cultural Tijuana [y] la canalización del río. Toda una celebración de la historia oficial”, advierte la cédula de la pieza.

El cuadro fue pintado apenas siete años después de la inauguración del Centro Cultural Tijuana, que este año celebra su 30 aniversario, y entre las figuras que aparecen en la composición plástica ya se encontraba la emblemática “Bola” con que se identificó desde el principio al Cecut y que se convirtió en poco tiempo en uno de los iconos más reconocibles de la ciudad.

“Evolución de Tijuana” permanecerá a lo largo del presente mes en exhibición.