Expiden permisos para siembra de 42 mil hectáreas en Valle de Mexicali

El ciclo agrícola otoño-invierno comenzó el 1 de octubre con las siembras y finaliza en el mes de junio. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Mexicali.- Hasta el momento se han expedido permisos para la siembra de 42 mil 748 hectáreas con diversos cultivos del ciclo agrícola otoño-invierno 2022-2023, en el Distrito de Desarrollo Rural 002, Río Colorado–Valle de Mexicali, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

El titular de la dependencia federal en el Estado, Juan Manuel Martínez Núñez, señaló que el mayor avance lo presente el cultivo del trigo, también conocido como “Rubio cereal”, con la entrega de permisos para el establecimiento de 24 mil 260 hectáreas.

Dichas hectáreas se distribuyeron de la siguiente manera: Centro de Apoyo al Desarrollo Rural Sustentable (Caders) Hechicera 4 mil 542 hectáreas; Benito Juárez 9 mil 004 hectáreas; Cerro Prieto 1 mil 791 hectáreas, Guadalupe Victoria 1 mil 804 hectáreas, Colonias Nuevas 1 mil 942 hectáreas y Delta con 5 mil 177 hectáreas.

Dicha expedición representa un avance del 46 por ciento, con relación a las 45 mil 190 hectáreas programadas para este ciclo.

A este cultivo, le sigue la avena forrajera con 8 mil 160 hectáreas, cebollín 2 mil 484 hectáreas, rye-grass con 1 mil 303 hectáreas, maíz grano 73 hectáreas, cebada 43 hectáreas, cártamo 24 hectáreas y los cultivos varios, principalmente hortalizas, con 6 mil 401 hectáreas.

De los cultivos varios, resalta el de la col de Bruselas con 1 mil 106 hectáreas expedidas, cilantro con 902 hectáreas, lechuga en sus diferentes presentaciones con 866 hectáreas, brócoli con 828 hectáreas y la espinaca con 483 hectáreas, principalmente.

Martínez Núñez recomendó a los productores del Valle de Mexicali que de preferencia utilicen semillas certificadas.

“Si al momento de abrir sus costales de semilla, no les satisface la calidad de la misma, la pueden traer a las oficinas del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), para que sea revisada y autorizada para su uso”, comentó el funcionario.

Es importante, añadió, que siembren en las fechas recomendadas por los institutos de investigación y aprovechen al máximo el recurso agua, con la finalidad de que se incrementen los rendimientos promedio y la rentabilidad, al final de la cosecha.

El ciclo agrícola otoño-invierno comenzó el 1 de octubre con las siembras y finaliza en el mes de junio, del siguiente año, con la cosecha de los diferentes productos.